Entrevista al Comandante Francisco Nieto. Antiguo sargento de la COE 42 y teniente de la COE 41

Realizada por el Teniente Coronel A.  Luis Vicente Canela

Es malagueño, y conserva ese acento andaluz que nace del encuentro del Atlántico y el Mediterráneo. Tiene un carácter inquieto que le ha llevado a lo largo de su vida a buscar siempre mejorar en lo personal y en lo profesional. La vocación le viene de familia -es hijo de militar-, y dedicó una gran parte de su vida al ejército. Cuando “colgó la boina”, se planteó nuevos retos en la empresa privada y hay que subrayar que los superó con notable éxito.

Entrevistamos hoy al comandante Francisco Nieto.

Paco, los diferentes destinos de tu padre llevaron a la familia por todo el norte de África: Ceuta, Málaga, Sidi-Ifni, Melilla… Y tú, cuando acabas el bachiller en 1972, decides calzarte las botas.

Sí, en el 72 mi padre estaba destinado en Melilla y en octubre de ese año ingreso como voluntario en el Grupo de Fuerzas Regulares “Melilla” nº 2. Allí asciendo a cabo y cabo 1º y, en noviembre del 73, inicio el curso preparatorio para el ingreso en la Academia General Militar, en la antigua Academia Auxiliar Militar en Villaverde (Madrid). No hubo suerte, y en el año 74 lo intento en Academia General Básica de Suboficiales, en la que ingreso formando parte de la I Promoción.

En esa época, los suboficiales hacían el Curso de OE en “El Año de Prácticas”.

Efectivamente. Estando en segundo año en la Academia de Infantería, en Toledo, soy preseleccionado para realizar las pruebas de acceso al Curso OE. Me fui a Jaca y, tras las pruebas, ingreso como alumno del XXI Curso de OE.

El Curso…siempre el Curso ¿Cómo lo viviste tú?

Pues mira, todos los que hemos pasado por Jaca, conocemos la dureza del Curso. Pero, aparte de la dureza, yo creo que lo peor era la incertidumbre del día a día, no saber si podrías causar baja al en cualquier momento. Yo, lo que no quería oír de ninguna de las maneras, era aquella frase de: «Usted puede ser un buen oficial, o suboficial, pero no está capacitado para mandar unidades de operaciones especiales», que ya sabes que era la manera en la que te daban la baja. La verdad es que mi motivación era muy alta, y yo me decía todos los días: «De aquí no me echan ni a cañonazos».

Pues sí. Yo creo que lo has descrito perfectamente. De hecho, la verdad es que había muchas bajas.

De la Promoción solo nos diplomamos doce. Pero es que se te queda todo ¡tan grabado! Mira, yo todavía recuerdo, como si fuera hoy, las primeras palabras del Jefe de Curso, el comandante Gordo: » Señores van hacer ustedes un curso que imprime carácter”.

Asciendes a sargento, pero no consigues destino en una COE.

La verdad es que en abril de ese año, se habían cubierto de manera forzosa muchas vacantes de las COE; y, no sé por qué motivo, no hubo vacantes cuando acabamos el Curso. Así que pedí destino voluntario al Regimiento de Cazadores de Montaña Sicilia nº 67, en San Sebastián. Por mi número de promoción, podría haber pedido otros muchos destinos, pero no quise fastidiar a ningún compañero, porque lo que yo quería era pedir una vacante en la COE cuanto antes.

Todo llega; y en diciembre del 77, te pones la boina, dejas el Cantábrico y te vas al Mediterráneo.

A la COE 42, en Tarragona. Y tengo que decirte que, los casi seis años que estuve destinado en esa compañía, y los que luego pasé en la 41, son para mí los mejores años de mi vida militar.

¿Qué mandos tenía entonces la 42?

Pues guardo un recuerdo muy especial del capitán Fermosel (D.E.P), y del teniente Alcañiz, que, con el tiempo, sería teniente general de la Unida Militar de Emergencias (UME).

Además, yo tuve la suerte de estar, casi siempre, al mando de una sección, porque normalmente estábamos sin tenientes. Eso implicaba, a parte de una gran responsabilidad, hacer la captación de los soldados, instruirlos como guerrilleros, y pasar todas las vicisitudes codo con codo con ellos, hasta su licencia. Para mí fue un privilegio mandar a esos hombres: tengo en gran estima a todos los guerrilleros que pasaron por la compañía en esos años.

En 1983 decides presentarte a la “Especial”, y eso termina llevándote a la Guardia Real

Entonces había que esperar los seis años que marcaba la ley para poder presentarte. Me presento a la oposición, pero no hubo suerte la primera vez. Creo recordar que de todos los que nos presentamos que estábamos destinados en COE, no aprobó ninguno. Había mucho trabajo, y poco tiempo para preparar bien una oposición tan exigente. Así que, sí, me planteo un cambio de destino y a finales de septiembre del 83, salgo destinado a la Guardia Real, y ya con un poco más de tiempo para estudiar, preparo mejor la oposición, y en el año 84, ingreso.

Tras los dos años de academia, te pones las estrellas de teniente y sales destinado a la COE 41.

Dos años duros, efectivamente, pero el destino a la 41, en Barcelona, los compensó. En la COE 41 estuve un año y medio. Fue una época de transición, y de un trabajo muy intenso: se pasó de las COE al GOE, con todo lo que implicaba. Fui fundador del GOE IV, que en un principio se llamó, “Almogávares”.

Me contabas una anécdota de las «Trabuco 87», con Fuerzas Especiales americanas.

Sí. Yo era el segundo jefe de un equipo operativo, que estaba mandado por un capitán americano: capitán Adans. Éramos, en total, siete americanos y seis españoles. El árbitro era el capitán Varela —nuestro último JEME—, que entonces estaba destinado en la EMMOE de profesor. 

Durante la fase de planeamiento, el capitán Adans, pidió tener una frecuencia en la Malla de Fuego, que entonces no se contemplaba en nuestras órdenes de operaciones. Tanto insistió, que hubo que ir al puesto de mando para ver cómo se solucionaba el asunto. El ejercicio lo dirigía un teniente coronel, que estaba mandando un batallón de Montaña en la Seo de Urgel, y que era de los primeros cursos de guerrilleros.

Al decirle que el capitán americano quería una frecuencia para pedir apoyo de fuego, en caso de no poder entrar en alguno de los objetivos, el citado jefe le espetó: «Pues vaya mierda de guerrilleros que son estos americanos». El capitán americano no salía de su asombro, y le respondió:

“Yo, no guerila, yo special force”. Como digo, está de testigo el general Varela. Al final se quedó en que cuando tuviera que hacer una petición de fuego, lo hiciera a través de la malla de arbitraje.

Es verdad que en medios técnicos los norteamericanos nos superaban con creces, pero en la calidad del personal y técnicas de trabajo, no teníamos nada que envidiarles.

Decides darle un nuevo giro a tu vida profesional y te vas a Madrid.

Pues sí. A finales de noviembre del 87, salgo destinado a la Policía Militar del Cuartel General de la División Acorazada. Como tú sabes, muchas veces tenemos que sacrificar el destino por asuntos familiares, y ése fue mi caso. Pero profesionalmente guardo muy buenos recuerdos de esa época: realizó el Curso Superior de Protección y Seguridad, en el Centro de Adiestramiento Especiales de la Guardia Civil. Y, a finales del 94, realizo el primer Curso de Tirador de Élite, en el GOE I, donde tuve la oportunidad de «revivir» algunas técnicas del Curso de OE.

Tu último destino es en el regimiento Alcázar de Toledo n º61.

En julio del 95, y tras el ascenso capitán, paso a mandar  la 7ª compañía de carros.

Finaliza tu etapa en activo y pides la Reserva Transitoria; e inicias un recorrido que te conduce de nuevo a tu Málaga natal.

En julio del 97, paso -a petición propia- a la situación de Reserva Transitoria.

Y durante los años 97 y 98, me dedico a temas relacionados con la seguridad privada. He sido, durante más de dieciséis años, Director del Área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Estepona (Málaga), salvo un período que va de septiembre de 1999 a octubre del 2001, que estuve de responsable de Formación de la Escuela de Seguridad Municipal de Marbella, y Jefe de los Servicios de Protección Civil de Marbella.

Para terminar, una pregunta difícil: ¿Cuál crees tú que es la clave del éxito de las COE?

Te contesto con unas palabras del capitán Diego Camacho, que mandó la COE 11:

«Las COE se convirtieron en poco tiempo en el principal instrumento de modernización de la Infantería Española, por su preparación táctica, técnica, física y mental. En la eficacia operativa se conjugaron dos factores para hacerla posible. El primero, que fueron soldados, que no necesitaron ser profesionales para ser los mejores, sino creer en lo que hacían y, segundo, la actitud de unos profesionales  de carrera, que supieron ser aceptados como líderes, antes que como superiores jerárquicos. Se trataba de no exigir nada que el mando no estuviese dispuesto a hacer y considerar que cada misión era asunto de «todos», y cada uno tenía un papel esencial, el respeto absoluto del descanso en los momentos no operativos y la búsqueda de la perfección en el resultado»

 ¿Te gustaría añadir algo más?

No quiero despedirme sin tener un recuerdo para todos mis compañeros “de fatigas», tanto tropa como mandos, y, en especial, para los compañeros del XXI Curso de OE.

Pues muchas gracias por tu amabilidad, Paco, al conceder esta entrevista a la revista Boina Verde y un fuerte abrazo, compañero.

2 comentarios

  1. Tuve la suerte de estar en la COE 42 Tarragona en el 2° remplazo de 1979 cómo cabo de topografía y morteros y servi a las órdenes del sargento Nieto.
    Era un mando duro pero justo, imponía y te hacía sudar la gota gorda, pero tengo un gran recuerdo de él, del Capitán Fermosell, Tte Alcañiz.
    Si lee ésto, muchas gracias D. Francisco Nieto, mis recuerdos hacia usted son de compañerismo, admiración y mucho respeto. Un saludo.

  2. Gracias por tus palabras, Antonio, así es, siempre intenté ser muy exigente en la instrucción, pero justo en le trato con los guerrilleros. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de noticias y te informaremos de todas nuestras actividades. No utilizaremos tu correo para ninguna otra cosa. Bienvenido Guerrillero

Normas de envío de fotografías

*Antes de mandarnos tus fotos comprueba que no estén en tu reemplazo, subidas por un compañero.*

Renombra las fotos, a ser posible, de la siguiente manera: COE independiente: reemplazo y año, ejemplo COE 31, R-1970 (La COE 31 fue independiente hasta 1984 que se integró en el GOE III). Cuando se trate de una COE integrada en un  GOE/BOEL, se pondrá lo mismo, pero añadiendo el GOE del que se trate, ejemplo: GOE III, COE 31 R-1990.

Mándanos todas tus fotos a «fotos.fedevbv@gmail.com» y las publicaremos. Solo se admitirán formato JPG o PNG

(cualquier otro formato será desechado)

XLII ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DE LA COE DE LA EMMOE

PROGRAMA PREVISTO AGA, A COE-EMMOE y FEDA

Jaca en Aragón
Situación Jaca
Acceso Cuartel Jaca
Callejero Jaca

La organización, así como el Ministerio de Defensa quedan exentos de cualquier responsabilidad sobre la reserva del alojamiento. La empresa en cuestión es responsable directa del alojamiento en cuestión.