S.O.S., S.O.S., FAMET pide ayuda al GOE I

Coronel Francisco Ruiz de Pascual Núñez de Arenas

Podría ser el título de un simulacro de ejercicio, pero por desgracia fue un hecho real acontecido en enero de 1989.

Todos los que hemos llevado la boina verde sabemos que si hay un elemento de combate que es uno de nuestros principales aliados (también enemigo) es el helicóptero. Usado principalmente como medio de infiltración o exfiltración nos ha permitido aproximarnos a nuestro punto final de observación o combate, ahorrándonos muchas jornadas de dura marcha, así como recogida de patrullas en puntos de exfiltración, teniendo al enemigo muy cerca y con serio peligro de eliminación de las patrullas de operaciones especiales.

Este artículo no va de táctica del uso de los helicópteros en cooperación con las unidades de operaciones especiales.

La base Principal de FAMET “Coronel Maté” se encuentra a escasos tres kilómetros de la base de Colmenar Viejo, donde estaba el acuartelamiento del GOE I. Esta cercanía proporcionaba constantes colaboraciones y apoyos de helicópteros de FAMET en ejercicios de infiltración y exfiltración de nuestras patrullas de las distintas COE del GOE I, por lo que había una gran unión de las dos unidades.

La historia real comenzó con una llamada telefónica desde el Cuartel General de FAMET a la PLMM del GOE I con este relato de acontecimientos:

La actividad del día 18 de enero de 1989 estaba finalizada y los componentes del GOE I  empezaban a marcharse a sus casas, siendo aproximadamente las 17:00 horas, cuando a esa hora sonó el teléfono y al otro lado un mando de FAMET pidió ayuda urgente para un posible rescate de una persona que había quedado atrapada en el interior de un helicóptero UH-1H precipitado sobre el pantano de Santillana, próximo a Manzanares el Real y a nuestra base de Colmenar Viejo.

En ese mismo momento se ordenó que nadie se marchase a sus casas hasta dar órdenes pertinentes, pues era necesario saber si había algún buceador entre los mandos que aún quedaban sin salir, más los apoyos necesarios a la operación de rescate.

A esa hora se solicitó a la Capitanía General permiso para participar en la búsqueda del helicóptero y localización de esa persona atrapada. El afectado era un sargento copiloto y el capitán general concedió la autorización oportuna.

A las 17:15 en otra llamada de FAMET comunicaron que también tenían autorización del capitán general para coordinar con el GOE I el operativo de apoyo al rescate, por lo que enviaron de forma inmediata un helicóptero para apoyo a los buceadores en su transporte a la zona y todo cuanto pudiera ser de necesidad en la localización del helicóptero.

A esta misma hora el teniente coronel Jefe del GOE I nos ordenó a mí, capitán Ruiz de Pascual y al  teniente Antonio, diplomados con el título de buceador de asalto, que hiciéramos los preparativos para proceder de forma urgente al traslado a la zona del accidente y actuar para realizar el rescate del sargento atrapado en el interior del helicóptero. Es conveniente recalcar en este punto, que habida cuenta que nos encontramos en el mes de enero, el tiempo de luz solar es muy escaso y la oscuridad amenaza con entorpecer las tareas de rescate.

A las 17:30 se cargaron las botellas de aire comprimido, preparándose un camión para transportar material de apoyo a los buceadores que sale a zona de inmediato.

A las 17:45 llegó el helicóptero de apoyo y embarcó al Tcol. jefe del GOE I, al comandante segundo Jefe y a los dos oficiales buceadores que a partir de ese momento tomamos el control de la fase de reconocimiento y rescate.

A las 17:47 llegamos al pantano de Santillana y a la vista de posibles indicios se piezas de helicóptero se lanzó una boya que portaba el equipo de buceadores desde el helicóptero de apoyo ante la posibilidad que ese fuera el lugar donde se encontraba sumergido el helicóptero accidentado. A continuación los buceadores tomamos tierra y nos equipamos a pie del pantano.

A las 17:55 utilizamos una embarcación civil perteneciente al embalse de Santillana para trasladarnos hasta la boya lanzada desde el helicóptero. Al llegar a la misma observamos un escape de aire en forma de burbujas desde el fondo del pantano, por lo que nos dispusimos a realizar la inmersión sin demora de tiempo. Debido al fondo cenagoso no se apreciaba la silueta del helicóptero a pesar de que se encontraba a unos 4 metros de profundidad. Al hacer la inmersión tocamos el helicóptero y notamos que se encontraba apoyado en el fondo, sobre el costado superior izquierdo.

Mientras tanto FAMET había dispuesto un equipo con un juez instructor de la causa del accidente que ya estaba en las proximidades de nuestra embarcación de apoyo.

Alrededor de las 18:10 subimos a superficie para informar al equipo de FAMET de la localización del helicóptero y su posición en el fondo. Transmitida esta información nos autorizaron a la búsqueda y extracción del sargento desaparecido.

La inmersión de rescate se produjo ya sin luz, por lo que tuvimos que ayudarnos de linternas subacuáticas. Al llegar al helicóptero, buscamos por los distintos compartimentos pues al estar invertido y sin luz había algo de confusión en la orientación interior. El sargento fue localizado en su asiento de copiloto de la cabina de pilotaje, con el cinturón de seguridad abrochado y cabeza abajo dada la posición invertida del helicóptero.

Una vez localizado, volvimos a superficie e informamos sobre la situación del cadáver y lo que a la vista se apreciaba como un golpe con fractura craneal debido a la entrada de una pala del rotor por la ventana frontal del helicóptero, por lo que a simple vista la causa del fallecimiento fue por contusión y no por ahogamiento. Se nos autorizó en ese momento a la extracción del sargento y su puesta a disposición del oficial juez instructor de la causa.

La labor de recuperación no fue difícil dado que el helicóptero mantenía su estructura sin daños considerables, además el cuerpo no estaba atrapado entre el fuselaje, por lo que realizamos su extracción y subida a superficie, haciéndose cargo el equipo de FAMET alrededor de las 18:45.

Recalcar una vez más, como lección aprendida, lo importante que es el trabajo en equipo de los buceadores, pues en un momento determinado en el interior del helicóptero y en esos primeros momentos de desorientación me quedé atrapado por las diferentes correas que colgaban en el interior del helicóptero y gracias a que mi compañero observó que no me movía, sospechó que alguna incidencia se estaba produciendo, por lo que se aproximó a mí y me liberó de los atalajes que me tenían atrapado. Gracias Antonio.

La noticia tuvo inmediata repercusión informativa en los telediarios de la noche, de tal manera que nuestras familias se enteraron de que habíamos participado en la operación de rescate antes de que llegáramos a casa. Aunque parezca increíble, el móvil aún no existía y además éramos felices sin él.

Un joven periodista, Pedro Piqueras, anunciaba en el telediario de la 1 (aún no existían otras cadenas de televisión) a las 21:00 información sobre un accidente sufrido por un helicóptero UH-1H en la zona del embalse de Santillana en la localidad de Colmenar Viejo. Allí destacó la TV un equipo para informar del rescate del sargento que se había quedado atrapado en su interior y que un equipo de buceadores del  GOE I había conseguido extraerlo del interior, hundido en el pantano.

En un momento en el que mi compañero Antonio y yo estábamos quitándonos las botellas, ayudados por el equipo de apoyo en tierra que el GOE I había organizado, me abordó “sin anestesia” una reportera con su micrófono. Con el frío que hacía y mojado, yo apenas podía articular palabra. Como dicen los expertos “cosas del directo”.

Inmediatamente recogimos y nos marchamos a nuestro acuartelamiento de forma silenciosa y con el orgullo del deber cumplido.

Al llegar a casa había un doble sentimiento de orgullo y preocupación, pero ellas saben sufrir en silencio. Gracias.

Madrid, a 21 de noviembre de 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de noticias y te informaremos de todas nuestras actividades. No utilizaremos tu correo para ninguna otra cosa. Bienvenido Guerrillero

Normas de envío de fotografías

*Antes de mandarnos tus fotos comprueba que no estén en tu reemplazo, subidas por un compañero.*

Renombra las fotos, a ser posible, de la siguiente manera: COE independiente: reemplazo y año, ejemplo COE 31, R-1970 (La COE 31 fue independiente hasta 1984 que se integró en el GOE III). Cuando se trate de una COE integrada en un  GOE/BOEL, se pondrá lo mismo, pero añadiendo el GOE del que se trate, ejemplo: GOE III, COE 31 R-1990.

Mándanos todas tus fotos a «fotos.fedevbv@gmail.com» y las publicaremos. Solo se admitirán formato JPG o PNG

(cualquier otro formato será desechado)

XLII ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DE LA COE DE LA EMMOE

PROGRAMA PREVISTO AGA, A COE-EMMOE y FEDA

Jaca en Aragón
Situación Jaca
Acceso Cuartel Jaca
Callejero Jaca

La organización, así como el Ministerio de Defensa quedan exentos de cualquier responsabilidad sobre la reserva del alojamiento. La empresa en cuestión es responsable directa del alojamiento en cuestión.