Reflexiones

Coronel Miguel Montojo Pavía (“Michi”)

Antiguo Teniente y Capitán jefe de la COE 101

Queridos lectores: Me resultaría más fácil escribir de la COE a la que serví en mis empleos de teniente y capitán, pero … le he dado muchas vueltas y, casi al final del plazo temporal que me dieron para entregar mis reflexiones, he optado por dar rienda suelta al sentimiento que hay en mí y que creo se genera en todos o la mayoría de los mandos y soldados que tuvimos el orgullo de vestir la boina verde en una COE.

Para ello, al hablar de un boina verde, de una COE, que fue lo que viví, lo primero es ponernos en situación.

Los mandos

Profesionales de la milicia, oficiales y suboficiales, diplomados en Operaciones Especiales (OE) o con el compromiso de realizar dicho curso con inmediatez.

Curso duro, de exigencia constante, de superación diaria; que junto a la diversidad de modalidades o fases… va modelando al futuro jefe de OE como mando, para el que nada sea imposible… o dicho con más recato… donde pugnas contigo mismo por llegar al convencimiento de ello.

Ello, forja el temple que, sin duda alguna, era y es el objetivo de dicho curso.

Antes de proseguir, una consideración a lo dicho. Estos mandos diplomados, nunca nos sentimos superiores a nuestros compañeros que no tuvieron la ocasión, o no lo pudieron hacer, por mil causas y motivos. Dicho lo cual, los que sí pudimos… fuimos unos afortunados.

El soldado

En mi época, del Servicio Militar Obligatorio (SMO).

Mala prensa de esta obligación ciudadana en un momento en el que hablar de “la puta mili” era lo habitual…y como esa… otras lindezas…de semejante catadura…

Ese era el ambiente, en el que llegaban estos jóvenes soldados, futuros guerrilleros con la ilusión de vestir su boina verde…

Aquí en Mallorca, donde vivo, donde serví casi toda mi vida militar, en este maravilloso rincón de España… se da en llamar… “me entrego”, cuando uno queda alistado… me cautivó cuando lo oí…

Incrustados en un regimiento de adscripción, tuvimos una instrucción distinta, específica, dura, exigente, sin concesiones…había que transmitir a nuestra gente ese temple que adquirimos y hacer de todos y cada uno un boina verde.

En la Instrucción no había noche o día; era todo una unidad de tiempo, con sus matices de luces y sombras, donde ejercitarnos con la máxima entrega, tanto en nuestra zona habitual, como en esos diez días al mes durante todo el año en el que conocimos todos los rincones del archipiélago Balear.

Luego, en el discurrir por una instrucción, muy variada… donde empleábamos medios poco habituales como: buques de transporte de nuestra Armada y de sus consabidas lanchas rápidas de desembarco; helicópteros, con sus transportes, exfiltraciones de zona, lanzamiento de buceadores al mar, rápel …

Ahora, vayamos a la esencia, de lo que me gustaría saber expresar.

Esa férrea instrucción, esa exigencia continua que muchas veces sobrepasaba la más remota posibilidad de superar lo superado… y todo ello, con los mandos delante, dando aliento y ejemplo, “cada año que pasaba, con un año más” … iban conformando el alma de una colectividad, en la que tropa y mandos … mandos y tropa…vivían, sufrían, superaban juntos, todos esos retos, la mayoría de las veces, “no menores”… lo que al final, se traducía en el orgullo de pertenencia a una unidad…dado en ser llamado, “espíritu de unidad”.

Los que se entregaban por profesionalidad, los mandos, conformaban los mimbres que tupía la entrega de esos soldados “siempre con la misma edad” y por ello, adornados de la fuerza, generosidad y vitalidad propias de esa edad, llamada juventud.

Fueron los mejores años de mi vida.

Mucha de esa juventud… más de una vez, renegó de estar pasando lo que estaba pasando… pero siempre acababa imponiéndose la íntima satisfacción de pertenencia a un grupo especial… porque lo éramos.

Con el devenir de los años… afloran a modo de nostalgia y añoranza, esas fuertes vivencias creando el caldo de cultivo para buscarnos unos a otros, siendo ello, sin duda, el germen de la creación de estas asociaciones de veteranos de las COE que, tan acertadamente, están llevando un puñado de valientes alrededor de su jefe, el general Bataller.

Mi reconocimiento y agradecimiento a todos cuantos vestimos esas maravillosas, eficaces y muy económicas unidades, construyendo una verdadera leyenda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de noticias y te informaremos de todas nuestras actividades. No utilizaremos tu correo para ninguna otra cosa. Bienvenido Guerrillero

Normas de envío de fotografías

*Antes de mandarnos tus fotos comprueba que no estén en tu reemplazo, subidas por un compañero.*

Renombra las fotos, a ser posible, de la siguiente manera: COE independiente: reemplazo y año, ejemplo COE 31, R-1970 (La COE 31 fue independiente hasta 1984 que se integró en el GOE III). Cuando se trate de una COE integrada en un  GOE/BOEL, se pondrá lo mismo, pero añadiendo el GOE del que se trate, ejemplo: GOE III, COE 31 R-1990.

Mándanos todas tus fotos a «fotos.fedevbv@gmail.com» y las publicaremos. Solo se admitirán formato JPG o PNG

(cualquier otro formato será desechado)

XLII ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DE LA COE DE LA EMMOE

PROGRAMA PREVISTO AGA, A COE-EMMOE y FEDA

Jaca en Aragón
Situación Jaca
Acceso Cuartel Jaca
Callejero Jaca

La organización, así como el Ministerio de Defensa quedan exentos de cualquier responsabilidad sobre la reserva del alojamiento. La empresa en cuestión es responsable directa del alojamiento en cuestión.