Operación “Cabrera-83”

Teniente Coronel (R) Antonio Rueda Caballero

Teniente GOE I (1980-1986)

En cumplimiento de lo establecido en el Plan de Instrucción correspondiente al año 1983, la PLMM del Grupo de Operaciones Especiales I diseñó un ejercicio táctico de infiltración y supervivencia, denominado “Operación Cabrera-83”, consistente en el despliegue del GOE en la isla de Cabrera, mediante el helitransporte de sus unidades; a desarrollar entre los días 14 y 24 de marzo de 1983.

Durante el mes de febrero, las unidades del GOE se dedicaron al estudio de la configuración del relieve y la disposición del terreno; también se investigaron los elementos naturales que componen el medio físico; es decir, su relieve, la vegetación, el clima, etc., así como su flora y fauna. Todo el personal participante fue muy seriamente advertido del respeto debido al hábitat y, muy especialmente a la lagartija balear, por ser una especie única en vías de desaparición.

La isla de Cabrera le debe su nombre a los primitivos navegantes del Mediterráneo, que dejaban en ella algunos de estos animales, con la finalidad de que le sirvieran de aprovisionamiento durante sus escalas en la zona. Tiene una superficie de unos 17 km2 y un perímetro aproximado de 50 km de costa, con un litoral muy recortado y una cota máxima de 172 m sobre el nivel del mar. Está situada en el mar Mediterráneo, específicamente a unos 10 km frente a la costa sureste de Mallorca. Es una de las islas principales de las Baleares y forma parte del archipiélago constituido por Cabrera y otras islas menores, más algunos pequeños islotes.

Tradicionalmente, era utilizada por unidades de guarnición en Baleares, para realizar ejercicios tácticos, incluso con fuego real, motivo por el cual, existía en la isla un destacamento militar permanente al mando de un oficial. Como consecuencia de una intensa campaña ecologista, estos ejercicios fueron suprimidos por parte del Ministerio de Defensa a finales de los años ochenta del pasado siglo. Sin embargo, no cabe la menor duda de que la conservación de su privilegiado ecosistema ha sido posible gracias a la presencia militar que, durante años, ha evitado la invasión turística en la zona y su degradación, protegiendo su entorno natural al evitar, además, que el archipiélago fuese objeto de especulación inmobiliaria. La Ley 14/91 crea el Parque Nacional Marítimo-Terrestre del Archipiélago de Cabrera, cuyo objetivo es la conservación de sus espacios naturales y de la flora y fauna silvestres.

El tema táctico, fue preparado en base a los estudios previos y al ensayo pormenorizado con ayuda de una maqueta de la isla, confeccionada a escala; su ejecución fue preparada minuciosamente, prestando una particular atención al equipamiento a transportar y, muy especialmente, a la alimentación, cuya responsabilidad recayó en el oficial médico del GOE, el teniente Phares, que confeccionó unas raciones de campaña “ad hoc” cuidando de su peso, variedad, valor energético, etc.; llegándose a recurrir al Parque Central de Intendencia para que su personal elaborara un pan “durable” que mantuviera las condiciones óptimas para su consumo durante el tiempo previsto.

El día D-1, a primera hora de la mañana, salió del acuartelamiento, en la base de San Pedro, para dirigirse a la base de Helicópteros “Coronel Maté” el equipo operativo (sección de guerrilleros) del teniente Rueda, con los sargentos Peña, Castellanos y De la Llave, en misión de señaladores-guía. Tras un breve “briefing” con los pilotos, se inició el vuelo a bordo de tres helicópteros medios UH. En el aeropuerto de Ibiza, se realizó una breve parada técnica para el repostaje de máquinas y personas; los miembros de las tripulaciones se acercaron al restaurante, mientras el equipo operativo, consciente de que estaba inmerso en una operación táctica, desplegó junto a las aeronaves y procedió a consumir sus raciones de previsión. Al regreso de los pilotos, continuó la infiltración hacia la isla de Cabrera.

Se efectuó el desembarco del EO en la playa situada junto al puerto, cerca del pequeño poblado que ocupaba una ligera guarnición militar y donde habitaban algunas familias. A continuación se procedió a realizar el reconocimiento de las proximidades de la zona, para establecerse en defensiva posteriormente; preparándose para pernoctar y a la espera de la llegada del grueso del GOE, a la mañana siguiente.

Algo que nos llamó la atención durante el reconocimiento de la isla fue la existencia de un pequeño cementerio en ruinas y un monolito situado a media ladera, rodeado de pinos. Este monolito, fue erigido en 1847 por el gobierno francés para rememorar lo sucedido durante la Guerra de la Independencia. Consta de una lápida de granito con la inscripción: “A la mémoire des Français á Cabrera”.

Después de la batalla de Bailén, en 1808, muchos prisioneros franceses capturados fueron trasladados a la isla de Cabrera como medida de seguridad, para evitar que regresaran a la península Ibérica y se unieran de nuevo a las tropas francesas. Se calcula que alrededor de 18.000 prisioneros fueron enviados a la isla entre 1808 y 1814.

Cada cuatro días un barco español les proveía de suministros, pero tras un intento de fuga en el que fueron asesinados algunos marineros españoles, en represalia, el barco no apareció durante algún tiempo.

Cabrera se convirtió en una tumba para muchos de ellos, debido a las condiciones extremadamente duras por el exceso de población, la escasez de alimentos y agua, así como las enfermedades sufridas. Se estima que solamente lograron sobrevivir entre 3 000 y 4 000 prisioneros. Las memorias de algunos supervivientes describen escenas de hambruna, intentos desesperados de fuga e incluso canibalismo. En fin, un oscuro episodio de la historia que no debería repetirse nunca jamás.

Tras la caída de Napoleón, en 1814, la mayoría de los prisioneros fueron liberados y la isla de Cabrera dejó de ser utilizada como lugar de confinamiento.

Durante la permanencia en la isla también tuvimos ocasión de visitar las ruinas del viejo castillo, una fortificación que data de finales del siglo XIV y que preside la entrada al puerto; su construcción fue debida a las frecuentes incursiones de piratas procedentes del norte de África que, durante siglos, utilizaban Cabrera como base desde donde atacar las costas mallorquinas.

En cuanto al ejercicio, el día D, a la hora prevista y asegurada la zona, tomaron tierra los tres helicópteros “Chinook”, que transportaban a las unidades de operaciones especiales y a la PLMM del grupo. Una vez desembarcadas se procedió a dirigirlas a sus respectivas zonas de acción, a cargo de cada uno de los tres equipos elementales (pelotón de guerrilleros).

Finalizada esta fase, el EO se incorporó a su Unidad, al mando del capitán Gonzalvo, para continuar el resto del tema táctico.

Este, consistía fundamentalmente en el ataque y destrucción de determinados objetivos simulados, que eran defendidos por un supuesto enemigo, materializado por la COE 101 de guarnición en Palma de Mallorca.

Como en toda operación militar, uno de los principales problemas suele ser el abastecimiento del agua de boca, por lo que hubo de establecerse unos rigurosos turnos de aguadas que se realizaban durante las horas nocturnas.

El día 24 de marzo, una vez cubiertos todos los objetivos y tras la “reconquista” de la isla, se dio por finalizado el ejercicio. Después de la labor de “esterilización” de las respectivas zonas de acampada, mediante la limpieza y recogida de la basura generada, el GOE, fue transportado de regreso a Colmenar Viejo en los mismos helicópteros “Chinook” que a la llegada.

Reunido el grupo en su acuartelamiento, tuvo lugar un análisis crítico de la operación por parte de los mandos, destacando el jefe del GOE, el comandante Muñoz Manero, la magnífica ejecución de la misma, felicitando a todos sus componentes por su feliz desarrollo.

Madrid, a 11 de diciembre de 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de noticias y te informaremos de todas nuestras actividades. No utilizaremos tu correo para ninguna otra cosa. Bienvenido Guerrillero

Normas de envío de fotografías

*Antes de mandarnos tus fotos comprueba que no estén en tu reemplazo, subidas por un compañero.*

Renombra las fotos, a ser posible, de la siguiente manera: COE independiente: reemplazo y año, ejemplo COE 31, R-1970 (La COE 31 fue independiente hasta 1984 que se integró en el GOE III). Cuando se trate de una COE integrada en un  GOE/BOEL, se pondrá lo mismo, pero añadiendo el GOE del que se trate, ejemplo: GOE III, COE 31 R-1990.

Mándanos todas tus fotos a «fotos.fedevbv@gmail.com» y las publicaremos. Solo se admitirán formato JPG o PNG

(cualquier otro formato será desechado)

XLII ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DE LA COE DE LA EMMOE

PROGRAMA PREVISTO AGA, A COE-EMMOE y FEDA

Jaca en Aragón
Situación Jaca
Acceso Cuartel Jaca
Callejero Jaca

La organización, así como el Ministerio de Defensa quedan exentos de cualquier responsabilidad sobre la reserva del alojamiento. La empresa en cuestión es responsable directa del alojamiento en cuestión.