Memorias de un Capitán fundador del GOE I

Coronel Carlos Suero Sierra

La concesión de la vacante de capitán de la COE 12 supuso para mí más que un honor y me sentí orgulloso por haber alcanzado una de las máximas aspiraciones e ilusiones de mi carrera militar, mandar una compañía de operaciones especiales, diez años después de salir teniente un 15 de julio de 1968.

Tras salir diplomado para el mando de UOE (XIV curso 1969-70) y del mando de tropas de unidades de montaña, en el siguiente curso (1970-71), mi paso como teniente por el RCZM “Arapiles” nº 62 (Seo de Urgel), por la COE 62 (Bilbao), el haber tenido la satisfacción de fundar y mandar la SOE de la IX Bandera del IV Tercio de la Legión “Alejandro Farnesio”, en el subsector del Sáhara español (de recuerdo imborrable por las reiteradas escaramuzas y emboscadas del frente Polisario); la experiencia como profesor del varios cursos de OE y de la Guardia Civil en la EMMOE y el mando de la 2ª Compañía de Cazadores de Montaña del BCZAM “PIRINEOS XI”, me hacía sentir con la suficiente capacitación y experiencia profesional para ejercitar dignamente el mando de la COE 12 que me acababan de conceder.

La COE 11 (Madrid) y COE 12 (Plasencia, Cáceres) dependían de la BRIDOT I de Madrid. Su general jefe era D. Víctor Lago Román (asesinado, con posterioridad por ETA, cuando mandaba la DAC). Magnífico jefe, general y soldado de Infantería que me honró con su amistad y afecto personal, no solamente mientras permanecía a sus órdenes, sino tiempos después.

En mi presentación en su despacho, en una animada charla personal, ya anticipó su futuro proyecto de fundar en Colmenar Viejo, en las instalaciones del CIR, el primer GOE del Ejército español y que confiaba en contar conmigo para ser parte del mismo.

Mi presentación al coronel de Regimiento Órdenes Militares de Plasencia, D. Miguel Sánchez Pérez, la efectué el 10 de enero de 1979, haciéndome cargo del mando de la Compañía de Operaciones Especiales nº 12 ese mismo día.

Toda la familia nos alojamos inicialmente en la residencia militar hasta pasados unos días cuando encontramos un piso de alquiler, sin calefacción. En Plasencia las casas no estaban preparadas para tener calefacción pues parecía ser que allí no hacía frío; pero, a mediados de enero, este era tremendo y no tuve otra forma de caldear la casa que comprar varias estufas de butano e introducirlas en las habitaciones. Mi esposa acaba de dar a luz a mi hijo pequeño a finales de noviembre en Jaca.

Ante la perspectiva de que el día 16 de enero comenzábamos la fase de nieve y que debía dejar sola a mi familia en esas condiciones, no quiero dejar pasar un gran detalle de compañerismo: mi gratitud infinita a mi predecesor en el mando de la COE 12 José Antonio Vázquez Soler (JAVS), a su esposa Lola (dep) y a su familia que acogieron a la mía como si fuese suya y les dieron su amistad, afecto y cariño hasta mucho tiempo después. Siempre he sentido por él un gran respeto y admiración y nuestra relación a lo largo de los años se ha visto consolidada y ha sido forja de amistad y yunque entre camaradas, a pesar de los 8 años de diferencia de edad que nos llevamos.

La compañía estaba “de dulce”, fue la primera vez en mi vida militar que me encontré con una unidad en la que casi todo estaba hecho. No tenía tenientes destinados y los suboficiales eran el brigada Francisco Barro Prieto y los sargentos Cardona, Preciado, Francisco de la Montaña y Gervasio Cañabate. Con ellos preparé el traslado de todo el personal, equipo y material hasta Cercedilla, Navacerrada, para realizar la fase de esquí y supervivencia en terreno invernal junto con la COE 11.

En Cercedilla nos alojamos en el albergue de la Paloma de la Diputación de Madrid y fue para mí una gran alegría encontrarme allí con mi viejo y querido amigo Diego Camacho López-Escobar como capitán de la COE 11 y todos sus mandos, los tenientes Jambrina y Mayorga, el brigada Luis Córdoba Gigante y los sargentos Rando, Hilario, Lara y Tortosa.

Tras conocer distintas estaciones de esquí del Pirineo me llevé una grata sorpresa al conocer las estaciones de Cotos, situada en la sierra de Guadarrama en el Parque Nacional de Peñalara y Valdesquí, en la ladera norte de las montañas de la Bola del Mundo, también en Guadarrama. Todas las mañanas después de tomar un buen desayuno en Cercedilla, subíamos las dos compañías en camiones, a ambas estaciones y allí en las pistas, tras unos ejercicios de calentamiento, enseñábamos los mandos la técnica del esquí a nuestros soldados durante gran parte de la mañana.

Al lado de la estación de Cotos existía una estación de ferrocarril, apenas utilizada por aquel entonces, adonde llegaban los brigadas de las dos COE con la comida en termos autocalentables, “comida sana y abundante las que daban en el tercio de extranjeros”. Allí comíamos y tras una hora de descanso hacíamos unos pequeños recorridos con esquís y regresábamos a Cercedilla al albergue para ducharnos y asearnos. Posteriormente y antes de la cena había paseo por el pueblo para tomar quien quisiera unos vinos o cervezas en los distintos bares y locales.

El progreso era notorio día a día y daba gusto ver cómo nuestros soldados se veían contentos y satisfechos al ver que al finalizar la fase descendían con esquís por las laderas de ambas estaciones sin ningún temor ni miedos. Gran labor la que hicimos en todas las COE de nuestro ejército capacitando en el manejo y la práctica de esquí a tantos y tantos soldados, futuros esquiadores y que, con posterioridad, transmitirían la afición a sus hijos. El 4 de febrero regresamos ambas COE a nuestros acuartelamientos tras una bonita y entretenida fase de vida y movimiento en montaña invernal. Ver de nuevo a nuestras familias después de tantos días, fue un aliciente enorme.

De vuelta en Plasencia programamos una fase topográfica y de reconocimiento del terreno del 13 al 22 de febrero por toda la región de Las Hurdes (Cáceres). La comarca limita con la sierra de Gata, las tierras de Granadilla y la sierra de Francia (Salamanca). Cada día hacíamos una marcha recorriendo por el monte distintas etapas, yendo siempre a alojarnos en escuelas y locales que nos proporcionaron los alcaldes de los pueblos de Pinofranqueado, Caminomorisco, Nuñomoral, Casares de Hurdes, etc.

¡Qué recorridos tan preciosos hicimos! y qué zona de España tan bonita la que conocimos. Aún me transporto con la imaginación a aquellos lugares de Las Hurdes y me sigo deleitando de sus paisajes ¡Quién me iba a decir que, años después mandando el GOE “La Victoria” VI de La Coruña, ¡volvería a acampar en las proximidades del pueblo de La Alberca y de la sierra de Francia!

Sorpresivamente y sin rumores de por medio, el día 16 de marzo de 1979, la Compañía de Operaciones Especiales 12 es trasladada desde su guarnición en Plasencia (Cáceres) al CIR nº 1 Colmenar Viejo (Madrid) para su ubicación en la citada plaza según escrito de la 1ª sección de la 1ª R.M., de fecha 9 del marzo de 1979 y de acuerdo con lo ordenado por el Excmo. Sr. general 2º jefe del EME en escrito de la División de Operaciones número 309466 para constituir el Grupo de Operaciones Especiales, de nueva creación.

Con el Regimiento Órdenes Militares formado al completo al frente de su coronel D. Miguel Sancho Pérez, la COE 12, con 26 camiones Pegaso cargados con todo el personal, equipo y material, se despidió de su querido regimiento representado en el fuerte abrazo que me dio su coronel, al que dije adiós con lágrimas en los ojos, saludé con toda la emotividad del acto en primer tiempo de saludo y le agradecí todo su afecto personal durante el tiempo que estuvimos en Plasencia.

Fue salir de la ciudad y comenzó a llover sin parar hasta que llegamos a los últimos barracones del CIR nº 1, al atardecer de ese mismo día. Allí nos estaban esperando nuestro general D. Víctor Lago Román y el comandante Evaristo Muñoz Manero, al que nombrarían con posterioridad comandante jefe del GOE. Recuerdo que habían comprado unas estufas de butano que instalaron en los locales del edificio en el que nos ubicaron por el terrible frío que hacía. No recuerdo dónde durmieron mis mandos subordinados, pero sí dónde dormí yo, en el cuarto de arrestados del CIR nº 1.

Nos dejó provisionalmente el CIR, dos locales comedores con sus ventanas y puertas correspondientes. En ellos descargamos toda la impedimenta, equipo y material que llevábamos en los camiones, a excepción del armamento individual; hubo que asegurar las posibles entradas a aquellos locales para lograr que quedasen incomunicados con el espacio exterior y aseguramos todo con cerraduras, cadenas, candados y mil artilugios. Pues aún así, siempre nos entraban a robar y mis sinsabores y disgustos crecían como la espuma.

Fue al mes siguiente cuando, del 20 al 29 de abril de 1979, nos concedieron la salida mensual de la COE a la zona de Mombeltrán (Ávila). Al sur del puerto del Pico; en sus alrededores están los pueblos de Santa Cruz de Valle, Cuevas del Valle, San Esteban del Valle, etc. y es punto central del denominado barranco de las Cinco Villas. Integrada en la comarca del valle del Tiétar, próximos a ella están los pueblos de Arenas de San Pedro y el Arenal.

El relieve es predominantemente montañoso al encontrarse en plena sierra de Gredos y los recorridos y marchas que realizamos por aquella zona fueron espectaculares: encontramos refugios donde durante la guerra civil se había escondido “el maquis” y con algunos de sus personajes platicamos en los bares de los pueblos amigablemente. No se creían que hubiésemos entrado en aquellos lugares donde ellos se refugiaron en otra época. Aquella salida nos supuso a toda la compañía una subida de moral y estímulo para proseguir con posterioridad con todos nuestros cometidos y obligaciones como componentes del ya en constitución GOE, primer Grupo de Operaciones Especiales del Ejército español.

Madrid, a 04 de diciembre de 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de noticias y te informaremos de todas nuestras actividades. No utilizaremos tu correo para ninguna otra cosa. Bienvenido Guerrillero

Normas de envío de fotografías

*Antes de mandarnos tus fotos comprueba que no estén en tu reemplazo, subidas por un compañero.*

Renombra las fotos, a ser posible, de la siguiente manera: COE independiente: reemplazo y año, ejemplo COE 31, R-1970 (La COE 31 fue independiente hasta 1984 que se integró en el GOE III). Cuando se trate de una COE integrada en un  GOE/BOEL, se pondrá lo mismo, pero añadiendo el GOE del que se trate, ejemplo: GOE III, COE 31 R-1990.

Mándanos todas tus fotos a «fotos.fedevbv@gmail.com» y las publicaremos. Solo se admitirán formato JPG o PNG

(cualquier otro formato será desechado)

XLII ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DE LA COE DE LA EMMOE

PROGRAMA PREVISTO AGA, A COE-EMMOE y FEDA

Jaca en Aragón
Situación Jaca
Acceso Cuartel Jaca
Callejero Jaca

La organización, así como el Ministerio de Defensa quedan exentos de cualquier responsabilidad sobre la reserva del alojamiento. La empresa en cuestión es responsable directa del alojamiento en cuestión.