• El ejercicio “Trojan Footprint-South 21” (TFP-S 21) se ha desarrollado en Alemania, Hungría, Rumanía, Georgia, Croacia, Bulgaria, Montenegro y la República de Macedonia del Norte, así como en diferentes zonas del Mar Adriático y del Mar Negro

El Mando Conjunto de Operaciones Especiales ha liderado la participación española en el ejercicio “Trojan Footprint-South 21”, durante este mes de mayo. Ejercicio que se ha orientado a mejorar la interoperabilidad entre las fuerzas de Operaciones Especiales de la OTAN y países asociados, como es el caso de Georgia. Otro de los objetivos del ejercicio ha sido el de mejorar la capacidad de actuación de los aliados en la competición estratégica ante múltiples amenazas tras las que se encuentra un adversario de capacidades similares a las de la Alianza.

La participación de personal y unidades de Operaciones Especiales españolas se ha materializado en la cobertura de puestos en el Cuartel General de la CJSOTF (Combined Joint Special Operations Task Force) y en el ECG (Exercice Control Group) ubicados en Stuttgart. Además de estos puestos, España ha contribuido con el despliegue de oficiales en los puestos de mando de los SOTG (Special Operations Task Groups) desplegados en Bulgaria y Rumanía, así como la integración de un equipo del Mando de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra (MOE) en un SOTG búlgaro y un equipo de la Fuerza de Guerra Naval Especial de la Armada (FGNE) en un SOTG rumano.

El escenario basado en la competición en la Zona Gris del conflicto, los medios y capacidades desplegadas por EE. UU. y el resto de naciones, así como la estructura de mando y control del ejercicio, han generado una excelente oportunidad de adiestramiento para el personal y las fuerzas desplegadas por España.

Noticia Estado Mayor de Defensa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.