Fui, soy y seré siempre Guerrillero de la13

Sargento 1º Francisco González Ballesteros, guerrillero de la 13

Esta historia comienza allá por los años 80. Un joven guardia real consigue ingresar en la Academia General Básica de Suboficiales. Yo ya iba con una idea fija porque todos mis mandos en esos 3 años de mi servicio en la Guardia Real venían de las, para mí, míticas COE. Nos contaban innumerables hazañas en las que yo me imaginaba. Empezaba a rondarme por la cabeza todo aquello de la boina verde, el machete, el mimetizado… Me atraía mucho. Así es que al finalizar mi periodo de academia salieron unas vacantes en el GOE I, base San Pedro en Colmenar Viejo. “Uff”. No tenía mucho tiempo para pensarlo, pero creo que lo tenía claro. Por fin se cumpliría la ilusión de mi vida. Pertenecer a las famosas COE. Pero por otro lado, me pesaba la responsabilidad de estar a la altura de ello.

Finaliza la entrega de despachos de sargento y se confirma mi destino al GOE I. Ahora sí. Ahora me tocaba ponerlo todo de mi parte. Estaba dispuesto a ello. Por si fuera poco, a los 3 días de permiso (creo recordar que teníamos 15 oficialmente) me llaman. Me tengo que presentar de inmediato. Destino GOE I, UOE 13. Nos vamos a las Chafarinas. “¿Y dónde está eso?” Pues nada, a presentarse. Esa noche me invadían los nervios. Pero todo a la mañana siguiente fue fácil. Llego a presentarme a la UOE 13. Al llegar escucho gritar al cabo cuartel “¡A formar la compañía!” No había acabado de decirlo y ya estaban todos fuera. Madre mía, qué rapidez. Cabezas arriba y no se movía ni una mosca. Soldados toscos, duros, miradas al cielo. Esos serían mis soldados. Que responsabilidad. Me presento a mis mandos y compañeros. Y conozco al que fuera mi amigo, mi maestro, mi guía. Allí estaba con su bigote y su voz ronca; “Hola, Paco. Soy Héctor”. ¡Amigo, lo que aprendí de ti en todos aquellos años y lo que tengo que agradecerte! Me presentan a mi equipo de soldados y cabos. Mi cabo me dice: “Mi sargento, corte de pelo al estilo UOE 13”. “Venga va. Mete la máquina”: digo. No me dejó un pelo. Madre del amor. Mochila equipo y a las Chafarinas.

Allí comenzó algo que no se olvida. Fuimos pasando fases de topografía, endurecimiento, nieve, agua… y, en todos esos momentos, allí estaba mi amigo Héctor al lado aconsejándome y ayudándome en todo. ¿Mis soldados? Únicos, los mejores, duros como riscos, sufridos como robles, simplemente “especiales”. Eran de aquellas personas en las que confías de pleno. Sabes que no te fallarán. Saltas por el puente y te siguen, cruzas un río y van detrás. No se lo piensan. Y qué capacidad humana tenían. Fe ciega en el mando. Los añoro. Recuerdo una anécdota. Debían llevar en su mochila de combate calcetines de repuesto. Tenía un soldado de Plasencia que nunca los llevaba, se había criado en lo más profundo de la sierra como pastor. Nunca llevaba los calcetines de repuesto. Así es que, cada vez que revisaba sus mochilas, era arrestado. Nunca protestó. Cuando se licenciaron, un compañero de él me dijo: “Mi sargento, no llevaba calcetines de repuesto porque no los usaba”. Se ponía las botas sin calcetines. Madre mía y yo que le había arrestado montones de veces, pero él nunca se quejó ni dijo nada. Eran duros de verdad. Llevaban con orgullo su boina verde. Estaban unidos. Celebrábamos una Patrona y venían de anteriores reemplazos ya licenciados. Seguían acordándose de su paso por allí. Y lo llevaban con orgullo.

Pasaron varios años en los que las UOE empezaban a salir a maniobras fuera de España y en todas dejábamos el pabellón bien alto. Nuestra preparación y espíritu era patente. Y yo, cada día, me sentía más orgulloso de ello. Más integrado en pertenecer a la mejor unidad de nuestro ejército y de las mejores del mundo, Y allí estaba yo, con todos mis compañeros y mandos.

Pero los años pasan y nuestras vidas van cada una por un lado. Recuerdo mi despedida de “mi 13” con un cariño muy especial. Cuando estabas dentro, no te dabas cuenta de lo importante que era lo que estábamos haciendo; pero cuando, con el paso de los años, recuerdas todas aquellas anécdotas, te das cuenta de que fuimos parte de lo que hoy son nuestras unidades de operaciones especiales. Las mejores del mundo.

Hace un año, mi amigo Ernesto (todavía al pie del cañón el tío) me invitó a volver a jurar Bandera junto a mi mujer, en nuestra bandera del MOE. Uno de los días más felices de mi vida. Me volví a poner mi boina verde con lo que ello para mí significaba. Aunque la tengo siempre a mi lado nunca me la puse desde que me fui por respeto a ella. Era recordar lo que había sido aquello. El corazón se me salía del pecho. Estaba besando nuestra bandera, la bandera del MOE. Renovando mi juramento.

Para mí, la vida cambió ese día que me presenté en mi UOE 13 hace tantos años. Ese tiempo allí me cambió mi forma de vivir, de afrontar los problemas, de mirar siempre hacia delante, de saber que soy capaz de todo, que “Nunca no puedo”, “Siempre COE”. Fue lo mejor que me pudo pasar en mi vida. Mi boina verde es como mi faro, mi motivo de ánimo diario. No olvido ni quiero olvidar cada momento allí vivido. Mis soldados, la camaradería ente los mando, la unión tan grande que había, la forma de vida guerrillera. Creo que todos los que pasamos por estas unidades pensamos, actuamos y vemos las cosas desde otro prisma. El prisma de la lealtad, el compañerismo, el amor a la Patria, resiliencia, no dejar nunca a tu compañero atrás. Son tantos los valores que allí aprendí que no hay días en este mundo para poder agradecer mi paso por “mi 13”. Han pasado los años, muchos años, pero todos, todos los días, tengo un recuerdo a mi UOE 13. Cada momento feliz de mi vida, cada momento duro de mi vida, allí está mi boina verde.

“Fui, soy y siempre seré guerrillero de la 13”.

Madrid, 4 de diciembre de 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de noticias y te informaremos de todas nuestras actividades. No utilizaremos tu correo para ninguna otra cosa. Bienvenido Guerrillero

Normas de envío de fotografías

*Antes de mandarnos tus fotos comprueba que no estén en tu reemplazo, subidas por un compañero.*

Renombra las fotos, a ser posible, de la siguiente manera: COE independiente: reemplazo y año, ejemplo COE 31, R-1970 (La COE 31 fue independiente hasta 1984 que se integró en el GOE III). Cuando se trate de una COE integrada en un  GOE/BOEL, se pondrá lo mismo, pero añadiendo el GOE del que se trate, ejemplo: GOE III, COE 31 R-1990.

Mándanos todas tus fotos a «fotos.fedevbv@gmail.com» y las publicaremos. Solo se admitirán formato JPG o PNG

(cualquier otro formato será desechado)

XLII ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DE LA COE DE LA EMMOE

PROGRAMA PREVISTO AGA, A COE-EMMOE y FEDA

Jaca en Aragón
Situación Jaca
Acceso Cuartel Jaca
Callejero Jaca

La organización, así como el Ministerio de Defensa quedan exentos de cualquier responsabilidad sobre la reserva del alojamiento. La empresa en cuestión es responsable directa del alojamiento en cuestión.