Teniente Coronel (R) José Luis García Alquézar

Miembro de la Asociación de Guerrilleros de Aragón

El pasado 26 de enero de 2024, Zaragoza acogió la presentación del libro Las acciones no (todas) contadas de las unidades de operaciones especiales españolas (1), a cargo de su autor, el general de división (R) D. Jaime Íñiguez Andrade (2).

Si bien es verdad que el libro fue publicado ya hace un tiempo (la primera edición salió a la luz en octubre de 2020) y presentado en diversas ciudades españolas, estaba pendiente hacerlo en la capital aragonesa ya que diversos motivos, entre ellos el COVID 19, habían impedido hacerlo antes.

Un evento fruto de serendipias encadenadas

La idea de organizarlo en Zaragoza surgió durante el Encuentro Guerrillero (3) de la FEDA, que se desarrolló durante el fin de semana del 10 al 12 de noviembre de 2023 en la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales de Jaca, coincidiendo con la celebración del XLII Aniversario de la COE de la EMMOE, organizado por la Asociación de Guerrilleros de Aragón (AGA) y la Asociación COE-EMMOE conjuntamente. Encuentro a nivel nacional que logró reunir a un buen número de asociaciones de veteranos, así como a una amplia representación de antiguos mandos de unidades de OE que acudieron a la llamada de la boina verde.                                           

Entre tantos otros, el GD. D. Jaime Íñiguez Andrade que nos acompañó como un guerrillero más. Cuando se le propuso la idea de la presentación de su libro en Zaragoza, aceptó gustosamente la invitación.

Para la organización del evento, desde la Asociación de Guerrilleros de Aragón, con su presidente, D. Diego Guerra Luque, a la cabeza, pensamos que la mejor opción sería la de contar con la participación de la Asociación de Guerrilleros de la COE 51, ya que iba a tener lugar en Zaragoza y es allí donde hay un mayor número de miembros de esta. Su presidente, D. Julián Hernández Forniés, se involucró en el proyecto sin dudarlo.

El siguiente paso fue una llamada al general de división (R) D. Mariano Bayo de la Fuente (4), que fue teniente de la COE 51, entre otros destinos de OE, y actualmente es miembro activo de la Asociación de Guerrilleros de la COE 51 (Zaragoza). La propuesta que se le hizo, de ser él quien hiciese la introducción y nos presentase al general Íñiguez, fue aceptada al instante, en un gesto de compañerismo incondicional. Nadie mejor que él para presentar al autor, puesto que ambos se conocen bien, habiendo llegado incluso a relevarse en el puesto que ambos ocuparon (el general Bayo, primero; e Íñiguez, a continuación) en el Cuartel General de la OTAN en Tesalónica (Grecia).

Para la presentación del libro se eligió el Antiguo Palacio de la Capitanía General de Aragón, en la capital maña. La ubicación en ese escenario implicaba que el anfitrión del evento sería el comandante militar de Zaragoza y Teruel, el general de brigada D. Manuel Pérez López (5). Dicha presidencia fue otra coincidencia oportuna, dado que a él y al GD Íñiguez les une una amistad que se remonta a cuando este era jefe de Estado Mayor del MOE, puesto que el general Pérez López también desempeñó más adelante.

La decisión no pudo ser más acertada. El coronel D. José Luis Monterde Maldonado (6), jefe del Órgano de Apoyo al Comandante Militar (COMIL), junto a su reducido pero excelente y resolutivo equipo humano, puso todos sus recursos, sin escatimar facilidad en la gestión y una amabilidad excepcional, a nuestro servicio.

Antiguo Palacio de la Capitanía General de Aragón

Nuestro anfitrión, el general de brigada D. Manuel Pérez López, comandante militar de Zaragoza y Teruel y director de la Academia General Militar (Zaragoza), dio la bienvenida a todos los asistentes, mencionando expresamente al teniente general (R) D. Fernando Sánchez-Lafuente Caudevilla, que asistió al acto como un guerrillero más, para iniciar su intervención diciendo: “Hoy es un día, para mí, emotivo…” por su especial relación con los dos generales que le flanqueaban a derecha e izquierda. Señaló cómo varios de sus destinos han vinculado a los tres generales, para acabar agradeciendo la oportunidad de introducir la presentación y, – dirigiéndose directamente al general Jaime Íñiguez, “… de tenerte aquí con nosotros para hablar de lo que ha sido tu vida, tu vida profesional, que son las operaciones especiales”. 

A continuación, tomó la palabra el teniente coronel que suscribe para dirigirse a los asistentes para hacer una introducción al evento.

Sé parco en palabras; que los hechos hablen por ti

Este es el lema que teníamos en la COE de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales, en Jaca. Lema que hizo suyo, y aún mantiene, el Curso de Mandos de Unidades de Operaciones Especiales, o Curso de Guerrilleros, como informalmente se le conoce por muchos.

Como antiguo oficial de la COE de Jaca, haciendo honor al lema de la COE de la EMMOE, la citada introducción fue lo más sucinta posible, limitándose a dos puntos:

  1. El porqué de la presentación (descrito con mayor detalle en las líneas anteriores), explicando cómo se había llegado hasta ese punto, y…
  2. Los ineludibles agradecimientos, haciendo una mención especial a los apoyos recibidos en la difusión del evento:

– Órgano de Apoyo al comandante militar.

– Subdelegación de Defensa en Zaragoza.

– FEDA VBVE (4)

– Al jefe del acuartelamiento San Fernando, el coronel D. Francisco Javier Pitalúa Rodríguez, de quien dependen las instalaciones prestadas.

Y por supuesto, a las dos asociaciones de veteranos implicadas:

– Asociación de Guerrilleros de Aragón, con su presidente D. Diego Guerra Luque, y a la

– Asociación de Guerrilleros de la COE 51, con su presidente D. Julián Hernández Forniés, y en particular al

– GD. D. Mariano Bayo de la Fuente, miembro de esta última asociación, a quien se le pasó la palabra.

Una vida dedicada a las Operaciones Especiales

El general Bayo comenzó rindiendo un emotivo recuerdo a “los dos últimos capitanes de la COE 51, que, penosamente, nos dejaron el pasado año 2023. Pablo Perera Casado, nuestro capitán entre noviembre de 1979 y julio de 1982, falleció el pasado 8 de agosto. Y poco después, el 10 de noviembre, se nos fue Jesús Palacio Lacalle, conocido por todos como Suso, el último capitán que mandó la COE 51, entre septiembre de 1982 y mayo de 1986. Seguro que, desde lo más alto, seguirán velando por sus familias y por sus queridos guerrilleros. Descansen en paz.”

“Nos cabe la suerte de tener entre nosotros al que fue también nuestro capitán, Javier García-Valiño Molina, que está aquí hoy y que es el capitán que nos queda de la COE 51. Gracias por venir, mi coronel.”

Pasó a continuación a resumir el currículo del protagonista de la velada, el general Jaime Íñiguez Andrade, subrayando sus destinos en operaciones especiales durante más de la mitad de sus 38 años de servicio activo.

El general Bayo esbozó algunos aspectos del libro, comentando cómo “el general Íñiguez nos hace ver la importancia de la acción conjunta, -ya sabéis: tierra, mar y aire-, la tecnología y siempre, por encima de todo, el factor humano.”  

“Este libro -añadió- es fruto de un exhaustivo trabajo de investigación sobre las acciones que se narran y sobre los principales acontecimientos históricos que tuvieron influencia sobre ellas. Esta investigación está acompañada de multitud de entrevistas del autor con los protagonistas de los hechos.”

Recalcó que: “De la misma forma que el autor suele iniciar el relato de las acciones con una cita de un acreditado personaje, también tiene el detalle de finalizarlas con unas palabras que ponen de relieve su afecto y reconocimiento a las unidades de operaciones especiales.”

Desde la primera, en la que afirma que la unidad de operaciones especiales empieza a ser imprescindible para acciones urgentes y se cuenta con ella para contingencias, sigue con otras como su sola presencia en el área ya era una garantía para el resto de las fuerzas, o una vez más se demostró que la flexibilidad que aportan las unidades de operaciones especiales y su buen hacer añaden a cualquier contingente un plus de calidad no proporcional al pequeño tamaño de las mismas.

Un homenaje al boina verde y a sus familias

Tomó la palabra el autor, el general Íñiguez, para comenzar señalando, entre otras cosas, que escribió el libro con un primer objetivo claro: “que fuera un homenaje al boina verde y a sus familias.” Y añadió: “Creo que toda la sociedad española tenemos una deuda pendiente con el militar de reemplazo; pero, en concreto, con el de operaciones especiales, que era personal también de reemplazo, que iba voluntario a las unidades de OE, sabiendo que lo iba a pasar fatal, que lo íbamos a tratar con dureza, aunque ejemplarmente, los mandos siempre hemos liderado desde el ejemplo y, sabiéndolo, sin ningún beneficio, ni económico, ni en permisos, se apuntaba a la COE.”

El segundo objetivo al escribir el libro fue el de cubrir un vacío, pues lo que se puede encontrar ya publicado sobre unidades de operaciones especiales son libros sobre su historia y no libros sobre lo que han hecho estas unidades.

Desde el preámbulo, escrito por el almirante William H. McRaven, Navy Seal de la Marina estadounidense, que fue comandante del Mando Conjunto de Operaciones Especiales de los Estados Unidos (USSOCOM), pasando por el prólogo, de mano de D. Pedro Morenés Eulate (ministro de Defensa 2011-2016) y D. Fernando García Sánchez (jefe de Estado Mayor de la Defensa 2012-2017), se llega a la introducción, en la que habla de la creación de las unidades de operaciones especiales españolas y del contexto en que se enmarcan,  para quienes no estén del todo familiarizados con ello.

El general Íñiguez explicó a continuación que el libro está estructurado en tres partes, que denomina:

– Título 1º: Actuaciones de interés exclusivamente nacional.

– Título 2º: En misiones internacionales.

– Título 3º: Otras actuaciones.

Durante su exposición, contó muchos detalles que se pueden encontrar a lo largo de la lectura de las páginas del libro, todos ellos interesantes y bastantes, muchas veces, desconocidos (incluso por los profesionales, pues no todos, evidentemente, hemos seguido el día a día de nuestras unidades de operaciones especiales). 

Desde la Guerra de las Banderas, en Guinea Ecuatorial, en 1969, las Operaciones Iruña y Alazán (1981-82), o las acciones en la guerra de Ifni-Sahara (1957-58), hasta la más reciente (y mediática) recuperación de Perejil (2002), son solo algunas de las actuaciones recogidas en el Título 1º.

En cuanto a las misiones internacionales, que ha habido muchas, podemos leer sobre Bosnia y Herzegovina, Ruanda, Albania, Kosovo, Irak, Líbano, Afganistán, Mali, República Centroafricana, entre otras.

Aquí, el autor destacó el papel de la Unidad de Operaciones Especiales de la Armada junto a la Unidad Especial de Buceadores de Combate en la lucha contra la piratería, dentro de la Operación Atalanta, en acciones como las de los secuestros de los barcos españoles Playa de Bakio (2008) y Alakrana (2009), por mencionar algunas.

La espectacular acción para abordar el carguero So San, dentro de la Operación Socotora (2002), llevada a cabo por un estol de la UOE de la Armada, con un descenso en Fast Rope y un resultado exitoso, fue otra de las acciones que el general explicó con interesantes detalles.

El autor hizo una especial mención al rescate de la ciudadana francesa Evelyne Colombo, en 2011, destacando la enorme confianza que el gobierno francés depositó en la capacidad resolutiva de las unidades de operaciones especiales españolas, de nuevo representadas por nuestra Armada, con su Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE). El relato del desarrollo de la operación bien podría ser el esbozo del guion de una película de acción.

Pero, sobre todo, según nos contó el general Íñiguez, lo más destacable en las numerosas acciones en las que nuestros boinas verdes han actuado es la ética del combatiente español, buscando siempre minimizar los daños colaterales y bajas innecesarias. Otro exponente del valor del factor humano que caracteriza a nuestras unidades.

No podemos incluir aquí las numerosas referencias a la gran cantidad de acciones reflejadas en el libro, como las Actividades de Seguridad Cooperativa (ASC), la participación en el ejercicio Flintlock, o las colaboraciones con el CNI, apoyando en sus misiones. Todas estas están incluidas en el Título 3º: “Otras actuaciones”. 

Segunda parte: ronda de preguntas

La parte más esperada (especialmente por el propio autor) fue la de las preguntas del público, algunas de las cuales vamos a resumir.

El general Bayo comenzó diciendo: “A mí me llama mucho la atención el número de entrevistas que tuviste que hacer” y continuó para preguntar: “¿Podrías decir lo que sentiste cuando estuviste entrevistando a Eduardo Uriarte?” y explicó al público: “Es el etarra que fue condenado a pena de muerte y al que luego se le conmutó”.

El autor comentó que fue muy curioso porque, al presentarse como general del Ejército, notó cierta incomodidad en su interlocutor, que abjuró de la banda terrorista y se dedica actualmente a una fundación; pero fue bastante amable y contestó a sus preguntas desde su perspectiva.

Pregunta: “El libro fue publicado en 2020, ¿qué cosas, que han ocurrido desde entonces hasta ahora, serían dignas de figurar en el libro?”

G. Íñiguez: “Desde 2020, yo ya no estoy en activo y no sigo el día a día de las unidades de OE españolas”. “Lo que sí hicieron fue apoyar la evacuación de Afganistán. Tengo datos porque estuve hablando con el jefe de la unidad que estuvo allí, en Kabul, apoyando esa operación. Quizá para un libro no dé; sí que puede dar para una actualización del libro. Pero también los jóvenes que están en activo pueden recoger el guante y continuar el libro”.

El G. Bayo tomó la palabra de nuevo para pedir al autor que nos explicara qué es y qué hace el Mando Conjunto de Operaciones Especiales. El general Íñiguez nos ilustró en cómo la labor fundamental del MCOE es planear y dirigir las posibles operaciones especiales que se tengan que realizar. No manda sobre las unidades en el día a día. El MOE está integrado en el Ejército de Tierra, la FGNE, en la Armada, y el EZAPAC en el Ejército del Aire. Cuando estas unidades van a operaciones es cuando pasan a depender del MCOE.

Ante otra pregunta de si había incluido en el libro solo las operaciones exitosas eludiendo otras que, quizá, no lo hubieran sido tanto, el general contestó que ha intentado incluir todas las que se pueden contar. De hecho, cuenta alguna de las operaciones que fueron abortadas por decisión política. No obstante, es cierto que hay otras (y no son tantas) que no se puede, por ejemplo, por haberse hecho con el CNI o con naciones aliadas que quieren que se mantengan en secreto.

Otra pregunta fue sobre el novedoso uso de los drones, en particular, con ejemplos recientes de eliminación de objetivos concretos: “¿Supone esto un cambio? ¿En las operaciones especiales van a tener que empezar a emplear drones?”

G. Íñiguez: “Hoy por hoy, uno de los recursos más requeridos en Ucrania son pilotos de drones… no cabe duda de que el dron se está imponiendo… habrá que adaptarse… más que un competidor, es un aliado.”

Especialmente entrañable fue la duda de una niña que le planteó al general: ¿Cuál fue el motivo por el que usted decidió ser militar?

El G. Íñiguez relató (obviamente, lo cuenta más en detalle en el libro) cómo cuando estaba viviendo en el Aaiún, paseando vio un grupo de barbudos (sic) que iban por la calle con boina verde y mucha confianza en sí mismos y le impresionó. Le preguntó a su padre: “¿Quiénes son estos barbudos?” – porque en el Sahara no había unidades de OE -. Entonces le contó que eran de la COE de Tenerife; que habían hecho allí un ejercicio de guerrillas y contraguerrillas con las unidades que estaban ahí, y que lo habían hecho muy bien. Yo entonces dije para mí: “Yo quiero ser de esos”.

Y continuó: “Desde el punto de vista de un joven como era yo, y como sigo siendo, que me gusta el deporte, me gusta la acampada al aire libre, me gusta esquiar, me gusta escalar… me dije: “¡Esto es un chollo! Uno hace lo que quiere y encima ¡te pagan! Tienes opciones de hacer una amplia gama de cosas: piloto de helicópteros, informática, comunicaciones, logística, sanidad… lo que tú quieras y haciendo un servicio a España y un servicio a los demás”.

Pregunta: “Este año he escuchado que en la Fuerza de Guerra Naval Especial habían cancelado el curso por la alta tasa de abandono debido a la exigencia del curso. ¿Queda margen para que las personas puedan evolucionar más o la mejora de las unidades especiales (sic) tiene que ser debido a la tecnología?

G. Íñiguez: “El factor humano es y seguirá siendo fundamental en las Fuerzas Armadas… al final es el humano el que le da la ética al combate. No es que haya un límite. Las unidades de OE tienen un criterio -sobre niveles físicos y psicológicos- y no se puede bajar ese criterio.” Y añadió que, debido a lo reducidos que son los cursos de Operaciones Especiales en la Armada, “en cuanto causan baja 3 o 4, ya no es eficiente mantener un curso para una persona o para dos.”

Testimonio de los veteranos

Hubo varias preguntas más, pero no podemos transcribir todas las intervenciones. Se han escogido algunas de las más relevantes, por su contenido.

Pero algunos de los asistentes tomaron la palabra, no para realizar pregunta alguna, sino para evidenciar una vez más ese sello que marcó sus vidas desde su servicio militar en nuestras queridas unidades de OE, y cuyo legado se manifiesta en cada ocasión en que, como en esta, nos reunimos, antiguos mandos y veteranos.

Así pues, uno de ellos se puso en pie y dijo, a propósito del homenaje que el general Íñiguez mencionó al comenzar su intervención: “… el homenaje para los soldados que fuimos de reemplazo, son ustedes. El estar hoy aquí, después de 50 años que yo serví… y fui voluntario… y el homenaje para mí y creo que para muchos de reemplazo ¡son ustedes!”.

Otro veterano se dirigió al general Íñiguez y al resto de mandos allí presentes para decir: “Yo soy de la 51, de Zaragoza, y hace 50 añicos [sic] que licenciaron ustedes y yo querría recordar a un personaje al que lo queríamos mucho, D. Julio Ferrer Sequera.”

El general contestó agradeciendo las palabras del veterano diciendo: “Porque además de ser capitán de la COE 51 (fue su capitán fundador) fue profesor mío en la Academia General Militar (y también de la mayoría de los oficiales que pasamos por la AGM). La verdad es que se hacía querer”.

Estos testimonios, que arrancaron los aplausos de los asistentes, son la muestra de que la presentación de un libro se había convertido más bien en un encuentro guerrillero más.

Una vez acabada la ronda de preguntas, los presidentes de las dos asociaciones de veteranos organizadoras del evento hicieron entrega conjunta de un sencillo, pero emotivo, detalle a nuestro invitado.

El evento finalizó con la firma de libros y dedicatoria del autor a cuantos pudieron traer los ejemplares que ya tenían.

Dicen que de una boda, sale otra boda y, en este caso, de un encuentro guerrillero a nivel nacional, salió otro, más modesto, pero no menos entrañable, demostrando que el espíritu guerrillero permanece intacto (7).

Encuentro guerrillero lo fue, pues pudimos abrazar y saludar a viejos compañeros de armas, tanto veteranos como antiguos mandos, muchos de los cuales asistieron con familiares y amigos. 

Animamos a que haya muchos más de estos. Desde estas líneas, gracias al general Íñiguez, una vez más, por habernos brindado una excusa para acudir juntos a la llamada de la boina verde.

(1) LAS ACCIONES NO (TODAS) CONTADAS DE LAS UNIDADES DE OPERACIONES ESPECIALES ESPAÑOLAS”, Jaime Íñiguez Andrade, octubre de 2020, Editorial Punto Didot, www.puntodidot.com

(2) El GD. Jaime Íñiguez Andrade pertenece a la XXXVI Promoción de la AGM, realizó el XXVI Curso de Mandos de OE. Estuvo destinado en la COE 62 (Bilbao) y COE 12 (GOE I, Colmenar Viejo, Madrid). Posteriormente, fue jefe de Estado Mayor en el Mando de Operaciones Especiales (Alicante). Fue el primer comandante del Mando Conjunto de Operaciones Especiales (Retamares, Madrid), desde su creación, hasta su pase a la reserva, en 2019.

También ha estado destinado en la Brigada Paracaidista, en la Fuerza de Acción Rápida, en el Cuartel General de Operaciones Especiales de la OTAN y en el Mando de Operaciones. Ha desplegado en Centroamérica (1990), Bosnia y Herzegovina (1996), Kosovo (2000) y Afganistán (2010; en esta última nación dirigiendo la Célula de Fusión de Unidades de Operaciones Especiales de la Coalición. Actualmente es NATO SOF Senior Mentor (Mentor Principal de OE de la OTAN). Más de la mitad de sus 38 años de servicio activo llevando la boina verde.

(3) El Encuentro Guerrillero de la FEDA del 11 de noviembre de 2023, en Jaca, se encuentra ampliamente reseñado en el Extra nº 11 de la Revista Boina Verde.

(4) El GD. Mariano Bayo de la Fuente pertenece a la XXXIII Promoción de la AGM, realizó el XXIV Curso de Mandos de OE. Estuvo destinado en la COE 51 (Zaragoza). Fue el primer jefe de Estado Mayor del MOE, al ser creado en Jaca, antes de su reubicación en Alicante. Tras sus variados destinos, entre los que destacan los ligados a la Academia General Militar, culminó su carrera profesional llegando a ser general director de Enseñanza del Ejército de Tierra.

(5) El GB. Manuel Pérez López dirige la Academia General Militar y es el actual comandante militar de Zaragoza y Teruel. Pertenece a la XLV Promoción de la AGM. Realizó el XXXV Curso de Mandos de OE y estuvo destinado en la BOEL, y, posteriormente, en el MOE (en G3 y G5), en Alicante, en el tiempo en que, el entonces teniente coronel Íñiguez era jefe de Estado Mayor. El general Pérez López ocupó más adelante también el mismo puesto de JEM del MOE. 

(6) El coronel José Luis Monterde es recordado por muchos como el héroe de Konjic, pues fue el joven teniente que el 25 de abril de 1993, con sus 35 legionarios, ante un envalentonado líder militar musulmán, impidió que 171 croatas fueran masacrados junto a la localidad de Konjic, no muy lejos de Sarajevo, en Bosnia y Herzegovina. La noticia fue recogida en numerosos medios nacionales e internacionales.

(7) El agradecimiento a la FEDA VBVE va dirigido a su presidente, el general D. Vicente Bataller Alventosa y a su vicepresidente, el coronel D. Joaquín Moreno Molero, quienes han ayudado tanto a la difusión del evento como a la realización de este artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de noticias y te informaremos de todas nuestras actividades. No utilizaremos tu correo para ninguna otra cosa. Bienvenido Guerrillero

Normas de envío de fotografías

*Antes de mandarnos tus fotos comprueba que no estén en tu reemplazo, subidas por un compañero.*

Renombra las fotos, a ser posible, de la siguiente manera: COE independiente: reemplazo y año, ejemplo COE 31, R-1970 (La COE 31 fue independiente hasta 1984 que se integró en el GOE III). Cuando se trate de una COE integrada en un  GOE/BOEL, se pondrá lo mismo, pero añadiendo el GOE del que se trate, ejemplo: GOE III, COE 31 R-1990.

Mándanos todas tus fotos a «fotos.fedevbv@gmail.com» y las publicaremos. Solo se admitirán formato JPG o PNG

(cualquier otro formato será desechado)

XLII ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DE LA COE DE LA EMMOE

PROGRAMA PREVISTO AGA, A COE-EMMOE y FEDA

Jaca en Aragón
Situación Jaca
Acceso Cuartel Jaca
Callejero Jaca

La organización, así como el Ministerio de Defensa quedan exentos de cualquier responsabilidad sobre la reserva del alojamiento. La empresa en cuestión es responsable directa del alojamiento en cuestión.