El primer GOE, el nuestro

Comandante Pedro Vázquez Velasco

No podemos olvidar las unidades que ya no están con nosotros, desaparecidas en 1996 debido al Plan NORTE, que nos dejaron una huella indeleble en la historia de las unidades de operaciones especiales españolas, como el GOE I de Colmenar Viejo.

Después de un largo caminar, intentando convencer a la cúpula responsable de la decisión y tras muchos esfuerzos, se cumplió la desaparición, a pesar de haber sido el GOE pionero.

Sin embargo, su legado vive actualmente en los actuales guerrilleros del Mando de Operaciones Especiales, quienes continúan con el ímpetu y la tradición del GOE.

La década de los 80 cerró definitivamente el proceso de transformación de las COE en GOE. De este modo las COE 11 y COE 12 se trasladaron de acuartelamiento y guarnición y se integraron en una unidad superior, el Grupo de Operaciones Especiales. Las dos COE perdieron gran parte de su personalidad propia, independencia y autonomía que cedieron al escalón superior. Pero las dos, fueron las semillas de un espíritu y de unas tradiciones que el GOE intentó fomentar y mantener. Aportaron su experiencia, carácter, gran personalidad y espíritu de equipo.

La transformación de COE a GOE mejoró la capacidad de planear y realizar operaciones, así como gestionar material y efectivos, al contar con una Plana Mayor de Mando con sus cuatro secciones.

El primer GOE, se creó en mayo de 1979 en Colmenar Viejo (Madrid) y marcó un hito en la historia de las operaciones especiales españolas. En el mismo se integraron, como ya hemos indicado, la COE 11 de Madrid y la COE 12 de Plasencia con las nuevas denominaciones de UOE 11 y 12 y se crearon, además, dos unidades nuevas, la UOE 13 y la UPLM, que con Mando y PLMM completaron la orgánica del GOE, dependiendo administrativamente de la Brigada de Defensa Operativa del Territorio de la primera Región Militar. En 1984, con la creación de otros GOE, pasó a denominarse Grupo de Operaciones Especiales I. Al desaparecer el Regimiento de Infantería 37, situado en Plasencia (Cáceres) donde tuvo lugar de nacimiento de la COE 12, adquirió su denominación definitiva de Grupo de Operaciones Especiales Órdenes Militares I, permaneciendo su ubicación en la base de San Pedro, Colmenar Viejo, Madrid.

Su primer jefe fundador organizó un GOE modélico, reclamado reiteradamente para ser mostrado ante visitas de altas jerarquías militares españolas y extranjeras. Ello sirvió para proyectar al GOE I hacia un nuevo concepto de las operaciones especiales, consiguiendo una mayor colaboración y prestigio con las fuerzas especiales similares de otros países. El fundador del GOE I fue el comandante D. Evaristo Muñoz Manero que luego al ascender lo mandó de teniente coronel, así como, posteriormente, por los tenientes coroneles D. Tomás Varela, D. Manuel Alonso, D. José María Armendáriz y D. Vicente Gonzalvo.

La integración en la OTAN llevó a un cambio de enfoque hacia acciones de operaciones especiales que van más allá de las típicas guerrillas y contraguerrillas.

El Grupo de Operaciones Especiales I, se adaptó y realizó múltiples misiones en las que demostró su valor, preparación y habilidades en diferentes escenarios nacionales e internacionales.

Participó en numerosos ejercicios nacionales como el asalto aéreo en marzo de 1983 con la colaboración del BELTRA V de las FAMET a la isla de Cabrera (Baleares), con la misión de infiltración para realizar diferentes acciones ofensivas como golpes de mano y posteriormente supervivencia, con todas sus UOE y efectivos, así como la realización de ejercicios de vigilancia y nomadeo año 1981, en las provincias de Álava y Guipúzcoa en colaboración con la Guardia Civil.

Internacionales, como los COMANGOE con los comandos portugueses, y los FORCEGOE con las unidades de operaciones especiales de Lamego (Portugal), al desaparecer el Regimiento de Comandos de Amadora, se alternó un año en España y otro en Portugal. Pegasus en Bélgica y Schinderhannes en Alemania, estos dos últimos con participación de unidades especiales de Alemania, Bélgica, Holanda, Francia, USA, Reino Unido y Portugal, y en ambos ejercicios se obtuvo, a su finalización, el curso paracaidista.

Si bien al crearse el GOE I continuaron los ejercicios de guerrillas y contraguerrillas con la BRIDOT I y BRIPAC, muy formativos por la doble acción con el sacrificio y dureza que entrañaban, pronto dieron paso a los ejercicios de operaciones especiales propiamente dichos, más acordes con los nuevos tiempos que corrían. En este sentido y siendo los primeros se contó con la experiencia adquirida, tras el gran paso que supuso el tomar contacto con UOE de los países de la OTAN. De este modo, el GOE I se preparó y adiestró para acometer tres grupos de misiones de OE: acción directa, reconocimiento especial  y una modalidad más amplia de lo que habían sido las patrullas de reconocimiento en profundidad o de largo alcance (fueron los primeros en participar en este tipo de ejercicios internacionales), sin olvidar las misiones de asistencia militar.

Las patrullas de reconocimiento en profundidad o de largo alcance, supusieron un gran salto en dos aspectos: primero, la identificación del material, en ese momento del Pacto de Varsovia, que convirtió a los guerrilleros del GOE I, tras una minuciosa y detallada preparación, en unos expertos en esta materia dentro del ejército español y segundo, el enlace a grandes distancias, limitados por el material existente en aquellos momentos, lo que hizo necesario participar a la sección de trasmisiones de la UPLM del GOE I. La experimentación en materiales y ensayos fueron imprescindibles para el cumplimiento con éxito de la misión, en las que se obtuvieron excelentes resultados.

Las patrullas se formaron con mandos de las tres UOE, creando una proximidad de trato entre los patrulleros, lo que facilitó el entrenamiento, fomentó la integración del grupo y fortaleció el espíritu de GOE I.

Otro tipo de desafíos o retos donde los guerrilleros tuvimos y donde vimos la oportunidad de crecer, de superarnos y adquirir prestigio fueron:

En el año 1982 fue designado el GOE I para dar seguridad a la Causa 2/81 (juicio 23 F) en el Servicio Geográfico. Las tres UOE, responsables del último anillo de seguridad, rotaron durante todo el proceso.

Encargado en el año 1985 de revivir la marcha forzada a Talavera de la Reina con la RAF británica desde la frontera de Portugal, en la que se recordó el apoyo del ejército inglés a nuestra guerra de la independencia y se homenajeó a los caídos de la batalla de Talavera de 1809.

Participó en el año 1985 con la División Acorazada en la operación “Ojo de águila”, de patrullas de reconocimiento en profundidad, en el campo de maniobras de San Gregorio. En una primera fase se actuó como patrullas propias de obtención de información para la división y en una segunda fase se actuó de enemigo. Este ejercicio sirvió de preparación para los ejercicios internacionales de Pegasus en Bélgica y Schinderhannes en Alemania.

A requerimiento de la autoridad, el GOE I concurrió en 1992 bajo TACON (Control Táctico por su acrónimo en inglés) de la División Acorazada, con todos sus efectivos en la operación Alfa-Foxtrot, para proporcionar vigilancia y seguridad a la línea férrea Madrid Sevilla, tanto en la línea convencional como en la alta velocidad.

En 1986, 1987 y 1988 tomó parte en la custodia de isla y peñones norte africanos, Chafarinas, Alhucemas y peñón de Vélez de la Gomera, alternados con el resto de unidades de operaciones especiales nacionales. 

Como consecuencia de su alta preparación tanto táctica como técnica, el GOE I organizó el primer curso de tiradores selectos en el Ejército de Tierra, en el que sembró el germen en la formación actual de estos tiradores especializados.

Así mismo, fue designado, con una sección especializada y formada en Protección de Autoridades, a la operación A/B en Bosnia y Herzegovina en el año 1994.

Se continuó con la captación en los centros de instrucción de la primera región militar, lo que se compaginó con la llegada de la nueva tropa profesional, a la que se realizó un riguroso proceso de selección que desafiaba cada fibra de su ser, dando testimonio de su resiliencia y de su fuerza de voluntad. Estos futuros guerrilleros sometidos en un principio a una formación básica y después a una formación específica en operaciones especiales, al margen de brindarles las habilidades técnicas y tácticas que necesitaban para que también les permitiera conocer sus capacidades físicas y mentales, para poder rendir en las más extremas condiciones. Al final de la fase básica, con la prueba de la boina, consiguieron la deseada boina verde, con el significado de que, a partir de ese momento, eran guerrilleros de hecho y de derecho. Los mandos, siempre al frente de sus hombres, creaban una proximidad de trato que facilita la instrucción y adiestramiento, fomentaban la integración en el GOE y fortalecían el espíritu de compañerismo.

Pero la superación de la mente y el cuerpo no se limitaba al entrenamiento de combate. La formación en el GOE I también abarcaba el desarrollo de habilidades que van más allá del campo de batalla, en la que se conseguían auténticos especialistas, desde el buceo hasta la supervivencia en terrenos difíciles y condiciones extremas y la adaptación constante a situaciones cambiantes.

Se aprendía a combatir, pero aun más importante, a sobrevivir en cualquier ambiente, a adaptarse a cualquier circunstancia, a mantener la calma bajo presión extrema, a tomar decisiones vitales en medio de la incertidumbre y la soledad.

Y en el corazón de todos estaba el espíritu de camaradería que, a pesar del tiempo, los componentes de GOE, antiguos guerrilleros en la actualidad, mantenemos con el orgullo de pertenecer a algo más grande que uno mismo, el GOE I.

Este camino hacia la excelencia no fue fácil. Un camino lleno de retos, de sacrificios permanentes, de pruebas de resistencia física y mental. Con perseverancia y mucha fuerza de voluntad, pudimos superar cualquier obstáculo. Pero cada uno de estos desafíos eran un escalón en la escalera hacia la cima, hacia el incomparable honor de formar parte de los boinas verdes del GOE I. Nuestra unidad, que fue pionera y abrió huella al resto de GOE, fue capaz de mantener virtudes como espíritu fuerte, constancia, resistencia al dolor y conseguir el premio más grande y merecido del soldado, pertenecer al GOE I, porque en el corazón de cada boina verde no estaba simplemente el deseo de servir sino la convicción inquebrantable de superar cualquier desafío.

Aquellos que han pertenecido al GOE I no solo han sido soldados, son líderes, innovadores, diplomáticos y guerreros. Son la élite, cuyas hazañas se narran y corren de boca en boca con reverencia y orgullo. Que nos ha inspirado a todos a buscar la excelencia en nuestras vidas particulares, a superar nuestros propios obstáculos, a perseguir nuestros propios sueños con la misma determinación, la misma resiliencia, la misma valentía que en aquellos pretéritos tiempos que éramos parte del GOE I, marcados por el sello que llevamos los guerrilleros de GOE I, espíritu inquebrantable, legado del honor, coraje y la fortaleza de la mente y del cuerpo.

Y así, al amanecer y al anochecer, bajo el sol abrasador y la luna fría, en montañas altas y valles profundos, los guerrilleros del GOE I continúan marcados por el espíritu de la boina verde, que resuena en cada rincón de nuestra Patria y más allá.

Tres Cantos, 7 de noviembre de 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de noticias y te informaremos de todas nuestras actividades. No utilizaremos tu correo para ninguna otra cosa. Bienvenido Guerrillero

Normas de envío de fotografías

*Antes de mandarnos tus fotos comprueba que no estén en tu reemplazo, subidas por un compañero.*

Renombra las fotos, a ser posible, de la siguiente manera: COE independiente: reemplazo y año, ejemplo COE 31, R-1970 (La COE 31 fue independiente hasta 1984 que se integró en el GOE III). Cuando se trate de una COE integrada en un  GOE/BOEL, se pondrá lo mismo, pero añadiendo el GOE del que se trate, ejemplo: GOE III, COE 31 R-1990.

Mándanos todas tus fotos a «fotos.fedevbv@gmail.com» y las publicaremos. Solo se admitirán formato JPG o PNG

(cualquier otro formato será desechado)

XLII ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DE LA COE DE LA EMMOE

PROGRAMA PREVISTO AGA, A COE-EMMOE y FEDA

Jaca en Aragón
Situación Jaca
Acceso Cuartel Jaca
Callejero Jaca

La organización, así como el Ministerio de Defensa quedan exentos de cualquier responsabilidad sobre la reserva del alojamiento. La empresa en cuestión es responsable directa del alojamiento en cuestión.