De reencuentros, desafíos y homenajes: tres décadas de camaradería de la COE 12

Cabo José Eugenio Peláez Delgado. COE 12 Reemplazo 89/90

Faltaban unos minutos para las 6 de aquella tarde de octubre. Era el año 2013. Aguardaba en el coche a que Paula, mi hija, terminase las extraescolares de inglés, cuando recibí una notificación de WhatsApp informando de que me habían incluido en un nuevo grupo. De inmediato advertí que su administrador era mi buen amigo Carlos Gravalosa, cabo guerrillero y camarada de la COE 12 donde servimos juntos en los años 89–90. Le llamé al instante para conocer más de esa novedad y me comentó su idea de reunir a todos los que entonces formamos parte de la mítica “super 12”, aprovechando las facilidades que proporcionan las nuevas tecnologías.

Me contó que ya tenía algunos contactos a los que iba a invitar y yo le pasé los míos. En pocas semanas éramos casi dos decenas de veteranos guerrilleros que chateábamos con sorpresa y, sobre todo, ilusión por reencontrarnos. El reencuentro físico tuvo lugar en julio del 2016, en una localidad de Guadalajara llamada Campillo de Ranas. Todos experimentamos la extraña sensación de que el tiempo no había pasado, como si nos volviésemos a ver tras un fin de semana. De hecho, comentamos medio en broma (o quizás no) que en cualquier momento podría aparecer el sargento López, con su inseparable palo, ordenando al cabo cuartel que formase la compañía.

Aquellos veteranos, con algunos kilos de más y por aquello de compensar, con mucho menos pelo, volvieron a sentirse guerrilleros. A reconocerse en aquellos valores de amor a España, camaradería, honor, lealtad, disciplina, abnegación, valentía, sentido del deber, voluntad de vencer, sacrificio, perseverancia… que nuestros mandos, oficiales y suboficiales, liderados por el capitán Íñiguez, supieron transmitirnos de la mejor manera posible, con el ejemplo.

En la actualidad, somos más de 40 veteranos, entre mandos y tropa, que formamos parte de la COE 12 durante el período 89-90. Intentamos reencontrarnos al menos, una vez al año y cada vez que ello sucede, consolidamos aún más los vínculos forjados tiempo atrás entorno a aquella COE 12.

En diciembre del 2014, nos enteramos del despliegue de operativos de operaciones especiales (OE) en Bagdad, incluyendo a quien fue uno de nuestros sargentos, hoy comandante Salinas. Este acontecimiento suscitó en nosotros una respuesta inmediata y fieles a nuestro compromiso de no abandonar nunca a nuestros jefes, decidimos acompañarlo de manera simbólica, recorriendo la distancia que media entre el acuartelamiento del MOE en Rabasa y Bagdad (5553 km). Simplemente se trataba de un acto de respeto y consideración hacia nuestro camarada, para que siempre se sintiera apoyado por sus guerrilleros.

La propuesta era que cada guerrillero aportara, ya sea corriendo, en bicicleta o nadando (disciplinas de un triatlón) los kilómetros que pudiera y estos se contabilizarían para obtener el cómputo total, considerando las siguientes equivalencias: los realizados a pie contaban íntegramente, los hechos en bicicleta la mitad y los efectuados a nado se multiplicaban por 4.  El 17 de ese mes se iniciaba el desafío propuesto, recortando en esa primera jornada 36 km de la distancia hasta nuestro objetivo. Poco a poco se sumaron más participantes hasta un total de 10, completándose el reto unos meses más tarde.

No obstante, esta iniciativa no se limitó a eso, sino que optamos por extenderla a aquellos destinos en los que se hallasen destacados efectivos boinas verdes, con el propósito de reconocer y honrar a quienes, desde el anonimato, arriesgan día a día sus vidas en la defensa de España y de nuestros valores. Al mismo tiempo, admitir el hecho de que simplemente es una cuestión de fechas el que hoy sean ellos quienes se hallan en vanguardia y no nosotros. Asimismo, continuar sintiéndonos merecedores de la boina verde y todo lo que representa, portándola con el mismo orgullo que cuando en su día la ganamos.

En todo este tiempo, hemos concluido 23 desafíos, alcanzando la mayoría de los destinos últimos de nuestros guerrilleros: Bagdad, Banghi, Mosul, Maarjayoun, Kabul, Nbeika, Herat, Kulikoro, entre otros. También, hemos propuesto desafíos para homenajear a importantes operaciones, algunas de ellas reconocidas en medios internacionales, como la operación Socotra en el golfo de Adén, la operación Tribal Kat también en el océano Índico y la operación Eva Sierra para repatriar a compatriotas de Jartum (Sudán). De igual forma, rendimos tributo a operaciones históricas en las que intervinieron unidades de operaciones especiales, tales como acciones en Guinea Ecuatorial, las operaciones Tabaiba en Ifni y Golondrina en el Sáhara y El Aaiún, o más cercanas en el tiempo, Perejil y Sarajevo. Incluso hicimos un homenaje a las COE, trazando un recorrido que pasaba por todos los emplazamientos de las diferentes COE y GOE. En términos de distancia, hemos acumulado más de 150 000 km recorridos, con una media de 20 guerrilleros por desafío.

Sin embargo, entre todos los desafíos planteados, hubo uno verdaderamente especial: el que dedicamos a honrar a los caídos del Centro Nacional de Inteligencia en Irak en el décimo quinto aniversario de su entrega. Estos héroes cumplieron con honor lo que juraron con un beso a nuestra Bandera. El 29 de noviembre de 2003, un grupo de militares, miembros del CNI, sin escolta, ni blindados y con un insuficiente armamento individual fueron emboscados en la localidad de Latifiya, a lo largo de la carretera que unía la capital de Irak con Diwaniya. A pesar de conocer los riesgos —de hecho, un mes y medio antes otro agente había sido asesinado en Bagdad—, lo asumieron con valor y abnegación.

Coincidiendo con tan señalada fecha, decidimos que lo mínimo que podíamos hacer era rendir un merecido homenaje a todos ellos: Vega, Martínez, Rodríguez, Vega, Lucas, Merino, Zanón y Baró. Establecimos, por tanto, un nuevo desafío: cubrir la distancia hasta Latifiya, casi 6000 km.

Nuestro sencillo gesto llegó al CNI, quienes amablemente nos invitaron para expresarnos su agradecimiento con una emotiva recepción. Indudablemente, todos nosotros, todos los españoles, tenemos una deuda imperecedera con el incansable trabajo y la dedicación de todos los miembros de este organismo en favor de nuestra seguridad. Desde entonces, en cada aniversario, dedicamos los kilómetros recorridos ese día en memoria de estos valientes. En este momento, finales de noviembre de 2023, conmemoramos tan significativo acto en su vigésimo aniversario.

Para concluir, me gustaría subrayar que hemos forjado lazos indelebles, avivado el espíritu guerrillero y honrado a aquellos que, en diferentes frentes y momentos, demostraron un compromiso inquebrantable con nuestros valores. La camaradería, el honor y la memoria se entrelazan, recordándonos que, incluso en la distancia, somos una familia unida por una historia compartida. Es mi deseo que continuemos así, mirando hacia adelante con la misma determinación y espíritu que nos guiaron en aquellos días vividos en la COE 12.

28 de noviembre de 2023

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de noticias y te informaremos de todas nuestras actividades. No utilizaremos tu correo para ninguna otra cosa. Bienvenido Guerrillero

Normas de envío de fotografías

*Antes de mandarnos tus fotos comprueba que no estén en tu reemplazo, subidas por un compañero.*

Renombra las fotos, a ser posible, de la siguiente manera: COE independiente: reemplazo y año, ejemplo COE 31, R-1970 (La COE 31 fue independiente hasta 1984 que se integró en el GOE III). Cuando se trate de una COE integrada en un  GOE/BOEL, se pondrá lo mismo, pero añadiendo el GOE del que se trate, ejemplo: GOE III, COE 31 R-1990.

Mándanos todas tus fotos a «fotos.fedevbv@gmail.com» y las publicaremos. Solo se admitirán formato JPG o PNG

(cualquier otro formato será desechado)

XLII ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DE LA COE DE LA EMMOE

PROGRAMA PREVISTO AGA, A COE-EMMOE y FEDA

Jaca en Aragón
Situación Jaca
Acceso Cuartel Jaca
Callejero Jaca

La organización, así como el Ministerio de Defensa quedan exentos de cualquier responsabilidad sobre la reserva del alojamiento. La empresa en cuestión es responsable directa del alojamiento en cuestión.