Buscando el desierto me encuentro con la COE 102 “Africana”

Comandante Manuel Viózquez Cerón 

Antiguo Cabo 1º COE 31; Suboficial en las COE 102, COE 91, COE 31, GOE I y GOE III; Suboficial Mayor en el GOE III; Oficial en el MOE

Mi primer destino de sargento: COE 102

Al ascender a sargento, mi primer destino quería tenerlo en África (Sáhara). Tras la petición de vacantes, no me asignaron ninguna, pero la suerte me iba a premiar con la COE 102. Durante el vuelo, todo eran preguntas en mi mente: cómo sería la isla, ambiente en la COE y la ansiedad por empezar mi trabajo. Mientras, a mi alrededor, todos los pasajeros, posiblemente, solo pensaban en unas agradables y divertidas vacaciones.

De mis pensamientos en el desierto africano, apareció ante mí por la ventanilla, un volcán de 3718 metros de altitud, el Teide majestuoso, sobresaliendo por encima de un manto de nubes blancas, “el llamado por los nativos guanches, Echeyde que significaba morada de Guayota El Maligno, nombre que daban al diablo los guanches.

En un instante, el avión se sumergió como una pluma en el vello espectáculo de atravesar las nubes. Durante unos segundos de incertidumbre esperaba ver lo que podría aparecer. De repente, surgió un paisaje de vegetación color verde bosque, recién mojado por la lluvia, que nos daba la bienvenida a estas Isla afortunada de Tenerife, “Tin Irife” curiosamente “el lugar de sed”, en lengua berebere.

Al entrar en La Mina, nombre del acuartelamiento de la COE 102, había algo de revuelo, pues evacuaban a un soldado herido de bala. Por lo demás, en general, la sensación fue buena, pues me encontré con soldados con mucha predisposición y un buen nivel de disciplina. La ubicación era fantástica, los edificios estaban recientemente construidos y la distribución se había basado en el conocimiento de lo que es una Compañía de Operaciones Especiales tipo B, totalmente autónoma. Luego veremos que había algunos fallos en esta idea, unos, por ampliarse posteriormente la COE a tipo A (una sección más). Otros, relacionados con los servicios y apoyos que necesitaba la compañía, tanto en la vida cuartelera como en las prácticas de campo, ejercicios y maniobras.

Instalaciones

El acceso al cuartel se encontraba a unos 300 metros de la parada del autobús (gua-gua) en la carretera de La Laguna a La Esperanza. En esta entrada había una barrera con la señal de Stop para que se detuvieran los vehículos y el Cuerpo de Guardia, compuesto por un puente elevado, mástil de bandera, dormitorio y calabozo.

Si subíamos estaban los depósitos de agua potable y antenas de la RTM. De seguir hacia el interior, a la izquierda nos encontramos con los garajes de vehículos y de frente con el comedor, la cocina y el fregadero.

Al bajar las escaleras, a la izquierda se hallaba el botiquín, los aseos de día, las duchas, el cuarto de fotografía, la lavandería y la residencia de oficiales; retrocediendo hacia la derecha, el edificio de tres plantas, bajada a la explanada de formación y cuarto de deporte. En el entresuelo estaba el gimnasio con tatami y los cuartos de material de agua.

En la segunda planta se ubicaba la cantina, la biblioteca, la sala de TV y las aulas, que en el futuro se adaptarían como dormitorio de la 3ª Sección. Por último, en la planta alta se situaba la nave dormitorio con camaretas por escuadras, aseos nocturnos, duchas, despacho del capitán, oficina de la brigada, cuarto del sargento de semana, cuarto de armamento.

En la parte baja, a la izquierda de la explanada de formación, en otro edificio separado se encontraba la residencia de suboficiales y el bar de mandos.

Armamento y material

En mi época en plantilla se disponía del fusil Cetme 7,62 mm; subfusil Z/70b 9 mm parabellum; mosquetón Máuser 7,92 mm antiguo y posteriormente el modelo Coruña de 7,62 mm; morteros de 60 mm.

Respecto a las transmisiones la dotación era de ANPRC 10 y THC. Los vehículos eran el Land Rover largo, Land Rover corto, camión Reo, furgoneta Citroën.

De material acuático se contaba con embarcaciones y equipo de superficie y de buceo. En cuanto al material de escalada era deficiente, con cuerdas de cáñamo.

Instrucción y salidas al campo

Por la magnífica situación y la autonomía de la COE se disponía de espacios abiertos para carrera continua matinal, instrucción de combate con proximidad de campo de tiro y aulas para teóricas, buenos recorridos cercanos para topografía e instrucción diurna y nocturna.

Las salidas mensuales al campo eran generalmente de diez días en el interior de la isla de Tenerife, con maniobras o salidas de corta duración en otras islas. Las prácticas de patrullas se solían realizar en Anaga, las de combate en las Lagunetas (siempre lloviendo y mojados durante toda la salida), las de escalada, topografía y nocturnas en Güimar y las de agua en los Cristianos. Finalmente, las de vida y movimiento en alta montaña en las Cañadas del Teide, Vilaflor, Santiago del Teide, Arona, Barranco del Infierno, Granadilla, Porís de Abona, Boca de Tauces, Punta de Teno, Abades, El Médano, Guía de Isora, Las Mercedes, Carboneras, Los Catalanes, Los Batanes.

Cuando se efectuaban salidas a otras islas, a la Palma, como medio de transporte se utilizaba un remolcador de la Marina que arrastraba una lancha de desembarco (viaje épico). Los recorridos por esta isla solían ser por la zona de la Caldera de Taburiente. El regreso ya se llevaba a cabo en barco, en una línea regular. En una ocasión un pelotón al mando del sargento Requejo rescató un helicóptero civil accidentado en la citada Caldera

En la isla de Fuerteventura realizamos un ejercicio táctico en el que embarcamos, tanto a la ida como al regreso, en el famoso buque de la Armada “Castilla”, de transporte de tropas.

Tiempos difíciles. Posibilidad de entrar en combate

Por el tiempo trascurrido, es muy probable que me falle la memoria y deje cosas en el olvido, así como que, algunas de las que cuento, les falte el matiz de la precisión, pero vaya por delante que aquellos años en los que estuve destinado en la COE 102 (1973/1978) son de gratísimo recuerdo, gran trabajo y preparación en la compañía, dispuestos para el combate en aquel tiempo en el que existían muchas probabilidades de que esto pudiera ocurrir realmente.

Ello se debía a que, en este periodo de tiempo, las situaciones de nuestra España fueron muy convulsas, a todos los niveles, tanto en lo militar como en la actividad política. Respecto a la situación militar, nació e inició sus ataques el Frente Polisario en el Sáhara, hubo secuestro de patrullas de Nómadas, Marruecos organizó una Marcha Verde que penetró en el Sáhara español, se iniciaron preparativos para la entrega del Sáhara y acoger en Canarias a varias de sus unidades allí desplegadas…

En el ámbito político, nació el movimiento MPAIAC para la independencia de Canarias, contrajo una grave enfermedad y posteriormente murió el Jefe del Estado, general Franco, se produjeron huelgas de movimientos políticos y estudiantes en Santa Cruz y La Laguna.

Además, hubo visitas a Tenerife de sus majestades los reyes de España con desfile y guardia de honor en Capitanía General de Canarias, del Presidente del Gobierno Español y de otros mandatarios extranjeros. Asimismo, hubo que dar seguridad en la residencia militar de Paso Alto durante la semana de vista a Canarias del teniente general Gutiérrez Mellado, Ministro de Defensa y Vicepresidente del Gobierno Español, acompañado del Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada, trasportados en la fragata Cataluña y los destructores, Lepanto y Alcalá Galiano. Y algún acto oficial más que seguro me olvido por mi mala memoria y el mucho tiempo transcurrido.

Por poner un orden y fijarlas en el tiempo serían:

-Noviembre 1975. Muerte del general Franco. La unidad se encontraba de prácticas de campo mensual, recogida de campamento de inmediato y pasando a la situación de acuartelados.

-Noviembre 1975. Inicio de la “Marcha Verde” por Marruecos en el Sáhara. Estado de alerta y preparados para actuar, tanto en el Territorio (Sáhara), como en cualquiera de las islas.

-Febrero 1976. Entrega del Sáhara. Muy buena preparación de la COE tras recibir grandes cantidades de munición:  La preparación en tiro de combate e instintivo alcanzó un nivel extraordinario unido a las muchas sensaciones de que entraríamos en combate.

-Octubre 1977. Visita y pernoctación de sus majestades los reyes D. Juan Carlos y Doña Sofía. El día 12 formación y guardia de honor en Capitanía GC a sus majestades. Formación de recepción y desfile de la COE con bandera y banda de música, al mando del capitán Benito Álvarez Pérez, la primera sección a cargo del sargento Viózquez, que escolta la Bandera. Durante la estancia de los reyes en Capitanía General de Canarias, Guardia de Honor por esta sección al mando de dicho sargento, quedando el resto de la compañía de retén en la Mina.

-Diciembre 1977. Muerte de un estudiante en La Laguna. Varios días de duras huelgas. La COE permanece acuartelada y municionada, preparada para defensa de instalaciones militares.

-Febrero 1978. El general Gutiérrez Mellado, ministro de Defensa y vicepresidente del Gobierno Español visita Canarias durante una semana. La COE presta la guardia de seguridad en la residencia militar de Paso Alto. Hubo una formación de honores a su llegada en la Fragata Cataluña, escoltada por los destructores Lepanto y Alcalá Galiano.

-Abril 1978. Visita del presidente del Gobierno Adolfo Suárez, formación de honores por la COE.

La COE “Africana”

La COE 102 “La Africana” la llamo yo por sus maniobras en el Sáhara con contrincantes de prestigio como los dos Tercios saharianos de la Legión, Tropas Nómadas y otras unidades, cuando su capitán jefe era D. Evaristo Muñoz Manero (DEP) que con el tiempo sería teniente general. En este bautismo africano, la COE 102, obtuvo un rotundo éxito en todas las maniobras y emboscadas que montaron, dejando su nombre lleno de gloria, para la historia de la unidad (COE). En este desierto fraguó su espíritu de COE 102, con dureza, trabajo, disciplina y unión de sus componentes.

Esta impronta africana es la misma que me encontré al llegar destinado, unos años después. Soldados aguerridos, orgullosos de su COE, con gran compañerismo, al ser casi todos peninsulares y estar día y noches juntos, en la instrucción o en las camaretas, en sus vidas la convivencia era las 24 horas. Posteriormente, por cambios de distribución del contingente, la mayoría de los soldados eran canarios y solo algunos peninsulares que recalaban en el CIR de Hoya Fría. También influyó en el cambio de estar todo el día juntos la llegada del pase pernocta y del pase de fin de semana.

El 3º Llamamiento de 1973, fue para mí un ejemplo de predisposición y entrega a la COE. Tenía todas las virtudes de esa COE “Africana”, forjado con duras marchas, tablas de combate que hoy día harían sudar nada más verlas, especialistas en tiro, en todas las modalidades, totalmente preparados y predispuestos para entrar en combate, en cualquier momento que el mando lo hubiera requerido. Todo eso unido a un gran compañerismo y lealtad al mando. Mi recuerdo emocionado por los momentos vividos, a la vez que tenía la seguridad de que esos guerrilleros responderían en cualquier situación por muy dura que fuera. Donde quiera que esté cada uno de sus componentes, mi más sentido reconocimiento, como militar y español, gracias por vuestra total entrega.

Por la aplicación de la reorganización del ET, al disolverse el Escuadrón de Caballería Ligera, la tropa fue distribuida en varias unidades, entre ellas la COE 102, con la que se formó la tercera sección y la COE pasaría a ser del tipo B (dos secciones) al A (tres secciones).

De soldado de caballería a guerrillero

De la noche a la mañana en unas de las aulas, se habilitó el dormitorio de la 3ª sección, pasaron de su boina negra, sin excusa ni pretexto, a ganarse su boina verde, y a fe que lo consiguieron, como instructor suyo que fui, me sentí y me siento muy orgulloso de esos hombres que en pocos meses les cambiaron de cuerpo, de Arma y también de espíritu.

Estos cambios también afectaron a la COE que pasó a tener una dependencia orgánica del Regimiento de Infantería Tenerife 49 (además de la administrativa, que ya la tenía desde su fundación). Como es lógico, una dependencia administrativa no afecta a la instrucción de la COE pero sí una orgánica, pues a partir de entonces algunos mandos de alta graduación del regimiento creyeron que todo el monte era orégano.

Unos de esto nuevos problemas surgió a raíz del sábado de formación que hacían de orden cerrado. A este acto tenía que asistir una sección, con lo que el capitán de la COE, no tenía que hacer acto de presencia, pero si integrarse la sección en los movimientos de armas y desfile sobre el hombro ante el comandante o teniente coronel del regimiento que le tocaba mandar la formación. Como es normal, el cabreo del jefe de sección y la tropilla de la COE, era monumental y casi siempre con chorreo y amenaza de arresto.

Esta etapa, fue mi peor pesadilla, se notaba un bajón en esa COE “Africana”, también creo que pasó lo mismo, en todo el Ejército, que poco a poco, se iría viendo una modernización lenta, pero en continuo movimiento. En todas las COE siempre se han producido épocas mejores, regulares y peores.

Como todo espíritu guerrillero, esta COE 102/81 “Africana”, surgió de nuevo y hay están sus veteranos boinas verdes para mantenerlo vivo y recordar sus días gloriosos de compañerismo, sacrificio y dureza.

Los mandos de mi época se pueden ver en el listado que aparece en el historial. Como ocurría en todas las COE los tenientes de la 102 eran de paso fugaz, menos el capitán Benito, que entre teniente y capitán sumó una duración de cerca de diez años o más.

Y como ha ocurrido en todas las COE, siempre lo mejor de ellas es y ha sido su tropa, captada en los CIR o voluntarios, con extensa información de cómo iba a cambiar su vida en estas unidades. Mención especial merecen los cabos primeros, muchos de ellos de reemplazo, capaces de estar aprendiendo y, a la vez, ser los jefes de su pelotón y encabezar a sus hombres con total seguridad y aptitud.

Los cabos, parte fundamental en todas las COE, siempre fueron el alma de estas unidades. Sin ellos hubiera sido imposible impregnar en las unidades de guerrilleros el espíritu de la boina verde. Eran siempre los más activos y cumplidores de las órdenes, fomentaban el trabajo en equipo y el compañerismo, en las formaciones se escuchaban sus enérgicas voces de mando y eran unos líderes para los hombres de su escuadra, unidad fundamental siguiente al binomio.

Resumen de salidas mensuales y ejercicios

Durante mi estancia en la COE 102 recuerdo algunas de las salidas al campo que realicé:

-Año 1973:

  • 12/21 diciembre, salida al Barranco de María Jiménez.

-Año 1974:

  • 10/19 enero a Pedro Alcaraz.
  • 16/25 febrero a Granadilla.
  • 18/29 septiembre, ejercicio “Fox 74” en las Cañadas del Teide.
  • 16/25 octubre salida al Puertecito de Güímar.
  • 2/29 noviembre a Arana.
  • 11/20 diciembre a Batan y Pedro Alcaraz.

-Año 1975:

  • 31 marzo al 5 abril, ejercicios de guerrillas y contraguerrillas “Insecto 75” en Arana.
  • 23/27 junio, ejercicio “Saurio 76” en las Cañadas del Teide.
  • 23/27 septiembre, ejercicio “Muflón 75”, en las Cañadas del Teide.

-Año 1976:

  • 2/6 marzo ejercicio de guerrillas y contraguerrillas “Roedor 76” en la zona de Granadilla y Vilaflor.
  • 1/5 junio ejercicio “Ala 7” en Guía de Isora y Santiago del Teide.
  • 5 junio reorganización de la COE que pasa a ser del tipo B al A y a depender orgánicamente del Regimiento de Tiradores Tenerife 49.
  • 14/28 junio una patrulla de la COE al mando del sargento Viózquez participa con el equipo de la Región Militar de Canarias en los Campeonatos Nacionales Militares en la plaza de Toledo. Felicitación en la Orden de Capitanía General de Canarias.
  • 3/11 septiembre ejercicio “Hesperides 76” en la isla de Fuerteventura, vía marítima en el trasporte de tropas Castilla. Primera coincidencia en maniobras o ejercicios de la COE 102 y la de recién creada COE 103. Su primera captación la realizaron en el CIR de Hoya Fría el teniente Chicharro y el sargento Viózquez
  • 17 noviembre el Regimiento Tiradores vuelve a llamarse Regimiento de Infantería Tenerife 49.

-Año 1977:

  • 1/5 marzo ejercicio “Corte 77” en Guía de Isora.
  • 31 mayo 3 Junio, ejercicio “Móvil 77” en Médano.
  • 13/26 junio una patrulla de la COE al mando del sargento Viózquez participa con el equipo de la Región Militar de Canarias en los Campeonatos Nacionales Militarse en la plaza de Toledo. Felicitación en la Orden de Capitanía General de Canarias.

  • 5/9 septiembre ejercicio “Isla 77” en Guía de Isora.
  • 17/24 septiembre, el teniente Gimeno y sargento Viózquez participan en los Campeonatos Nacionales Militares de Arma Larga, velocidad y precisión, en representación del equipo de la Capitanía General de Canarias en la plaza de Granada.

Guerrilleros con huella

Juan José Guanche Bethencourt

Mi apreciado amigo y legendario veterano boina verde. Estoy seguro que el Todopoderoso te tendrá muy cerca de él porque sabe de tu valía, no ya como el guerrillero que todos conocimos, sino también, y en mayor medida, como persona. Quien muy bien te conocía, Pilar, tu esposa, al pedirle permiso para dedicarte unas líneas, textualmente me dijo: “Juanjo: buen guerrillero y mejor persona”, los que han tenido la suerte de conocerlo lo saben. Un COE de los pies a la cabeza.

Donde quiera que vaya, llevará el escudo de la COE 102/81 por bandera”. Palabras de su binomio Pilar, en la que quiero reflejar a todas nuestras esposas y familias que son las que más nos conocen y a las que les hemos quitado muchas horas de estar con ellas, dado que la dedicación nuestra a la boina verde  ha sido siempre en cuerpo y alma durante cada segundo del reloj.

Nuestro guerrillero Guanche, apellido nativo de los antiguos aborígenes de Tenerife, y Bethencourt, al parecer descendiente de los primeros conquistadores de las islas, nos da una idea del arraigo tinerfeño de Juan José; desde los primeros pasos en Internet, manteníamos contactos por correo electrónico, recordando historias e informaciones sobre reuniones de veteranos, preocupándose de buscar alojamiento y todo tipo de ayuda para hacer los encuentros inolvidables a los que nos desplazábamos desde la Península, Muchísimas gracias por tu ayuda.

Personas como Juanjo, son los que vuelven a unir a los veteranos y organizan las convocatorias, ese gran trabajo, solo lo saben hacer unos pocos, los líderes, los elegidos, los que son capaces de hacer miles de gestiones, para poder reunir a sus compañeros, después de muchas décadas de estar separados, en lo físico, no así en el espíritu y el recuerdo. Donde quiera que estés, muchas gracias por todos tus esfuerzos y dedicación y que sepas que tu sargento siempre te tendrá en mente y contará a los cuatros vientos que tu labor fue de un veterano Mencey y así te recordaremos (DEP).

Fernando Molina Ontenient

En el veterano Fernando del R/77 tenemos otro gran ejemplo del líder que se preocupa de llamar a unos y a otros, juntarlos, asistir a encuentros, mantener vivo el recuerdo de la COE 102; como amigo y persona es imposible mejorarlo. Según me cuenta, cuando llegó a la COE pensaba que como su sargento era de Alicante como él, pues tendría medio enchufe, pero al parecer, el primer arresto le vino de su paisano, con lo que se dio cuenta que estaba en la COE.    

Gracias a él se han promovido reuniones de veteranos en la Península. Además, se han confeccionado unas agendas para poder contactar con muchos veteranos de la COE 102 “La Africana”. En especial con guerrilleros ilustres como Aparicio, Domingo, Coso, Brígido y un largo etcétera. Se trata sobre todo de los reemplazos que estuvieron entre el 15/09/77 y el 04/09/78. La media de asistentes por reunión ha sido entre 9 y 14 veteranos (más sus esposas), a excepción de la 9ª a la que asistió casi toda la sección y hasta el capitán Benito.

Las llamadas telefónicas y visitas puntuales cuando hemos estado cerca de donde vive cada uno han sido constantes. Esta amistad no la tendríamos de no ser por la COE 102/81 de La Mina y la que ha nacido con nuestras mujeres que también suelen asistir a todos los encuentros. Aparte de las 10 reuniones organizadas por Molina con la ayuda de Coso y Brígido, algunos veteranos también iban a Tenerife al encuentro anual en octubre gracias a la colaboración del guerrillero JJ. Guanche (DEP) que nos tramitaba la estancia en Paso Bajo.

Reuniones promovidas por Molina Ontenient

-1ª reunión en Yunqueras de Henares (Guadalajara) en abril 2006. Un reencuentro bueno, lleno de recuerdos y armonía. Nació una amistad entre las esposas.

-2ª en Tenerife en octubre 2006. Volvimos a nuestra segunda casa, La Mina, el perfume de los eucaliptus nos llevó a rememorar días vividos después de tanto tiempo, fue como si solo hubiera pasado un fin de semana.

-3ª en Valencia, primavera 2007. Un buen fin de semana de risas y vivencias.

-4ª en Miranda de Ebro (Burgos), noviembre 2007.

-5ª en Crevillente (Alicante), mayo de 2008. En este encuentro se invitó al sargento en aquella época Manuel Viózquez, que nos preparó una visita al MOE, donde estuvimos viendo las instalaciones, el museo…

-6ª en Doñamecia (Córdoba), hospedaje en Zueros, septiembre de 2008. En esta se localizó al teniente Carrascosa que acudió a dicha reunión.

-7ª en Puerto de Santamaría (Cádiz) en mayo 2010. Volvió a ser un buen encuentro después del parón por la crisis.

-8ª en Ledesma (Salamanca), septiembre 2010. A vueltas con otra crisis económica.

-9ª Almadén en junio de 2017. Fue una de las que más guerrilleros se reunieron. Un encuentro bien organizado de viejos amigos y nuevos.

-10ª en Tragacete (Cuenca) en mayo 2023. Tras unos años de parón por el COVID pasamos unos días en la naturaleza recordando tiempos pasados.

Mascotas

De las mascotas, la más famosa y temida era una perra pastor alemán, llamada “Boina” que a los conductores del camión cisterna y de Intendencia que nos proveían de agua, les hacía quitarse la gorrilla de pistolo para poder moverse por el cuartel en busca del sargento o cabo 1º de semana para que les firmara el recibo de entrega; de lo contrario había mordisco.

El otro popular era un pato blanco, con más heridas y cosidos que un torero. Su hogar era una base de cemento de una antigua batería antiaérea con agua. Cada vez que se escapaba un perro de los repartidos por el perímetro de seguridad se dirigían hacia el pato con no muy buenas intenciones, como se dice “pagaba el pato”, los centinelas lo mandaban a botiquín y nuevamente remendado volvía a su peligroso hogar.

Canciones

 La canción más repetida y casi oficial, así designada por el capitán Benito, era la muy famosa y conocida “Bella Ciao”, que aún lo sigue siendo en los encuentros de veteranos.

Otra que se cantaba mucho, con música y ritmo de la “Campanera” de Joselito, allá por los años sesenta, era la siguiente letra, en la que se ensalzaba a los recién incorporados a la COE:

 “Quién te ha pintao esas ojeras, recluta calamidad, quién te ha pintao esas ojeras, y esa cabeza tan afeitá, tienes cara de gorila, cuerpo de anguila y pies de caimán, y eres un desgraciao con ese cuerpo y esa manera de andar, cuando seas veterano, verás tu padre que contento se pondrá, cuando lleves en la mano, catorce meses de servicio militar, pobre recluta, te tratan como a una puta, y eres lo mejor del mundo entero, porque te hizo Dios un guerrillero”.

También eran muy frecuentes las de tipo OJE y en general las de parranda y coros, se cantaba bastante en las marchas de compañía.

Recuerdos aislados

“La Cofradía del Puño”

En la Laguna, un grupito de zagalones y estudiantes se auto nominaba “La Cofradía del Puño”. Se metían con todo el mundo, pero nunca se atrevían con los que llevaban boina verde boina. Sin embargo, a los soldados de la COE recién incorporados que se distinguían por llevar la bañera, pero que aún no habían ganado su boina, les solían quitar la gorra y capársela, además de vacilarles y putearles en lo que podían hasta llegar incluso a la violencia física. Comunicadas estas agresiones a Capitanía, nunca surgieron efecto. Un día algunos mandos decidieron cortar el tema. Hubo una cita con estos individuos y se les dijo que no era de buen gusto meterse con los soldados nuevos de la COE, aunque no llevarán aún la boina verde. Surtió efecto. Los de la COE, todos, nuevos y veteranos, a partir de entonces fueron los únicos intocables de la Laguna.

Un ganso que sobrevivió en una supervivencia

En una supervivencia en la zona de Anaga unos de los suministros era un ganso. Lo lamentable es que una patrulla al coger su premio este empleó toda su energía y se les escapó de las manos. Al intentar atraparlo el ganso lo tuvo fácil en esas laderas casi verticales donde emprendió el vuelo ante la triste mirada de los patrulleros que veían alejarse su recurso alimentario, dejándoles unas caras imposibles de consolar. El ganso fue todo un ejemplo de cómo sobrevivir en una supervivencia.

Una lucha contracorriente en la fase de agua

Al final de una fase de agua en los Cristianos, al sur de la isla, durante un ejercicio que mandaba el sargento Viózquez, media compañía hacía un recorrido con gafas y aletas y la otra media con embarcaciones neumáticas IBS. La primera parte del recorrido se realizó sin novedad, pero al intentar efectuar el regreso, una intensa corriente dirigía a los nadadores hacia la isla de La Gomera.

El sargento, rápidamente, ordenó que los grupos con aletas se agruparan con los de las IBS y zódiac para que les fueran sacando a tierra. Sin embargo, las ultimas IBS se encontraban cada vez más alejadas, a pesar del esfuerzo de remar a tope. La preocupación fue en aumento para recoger el último grupo por su lejanía ya perdidos en el horizonte, hasta que se les pudo localizar. Aún quedaba la preocupación de que fallara algo en la zódiac, motor, combustible, etc. Por fin, todos en tierra y un aviso para que los recogieran los camiones.

Un binomio extraviado de noche en alta mar

También en los Cristianos en recorrido por binomios nocturno, el famoso costa boya – boya costa y final, una de las parejas, no había ni rastro de ellos. Iniciada la búsqueda a largas horas casi de la madrugada, aparecieron físicamente rotos dando la explicación de haber seguido hacia una luz. Esta, realmente, era la de una embarcación que faenaba en alta mar.

Un teniente vacilón, por los aires

En otra práctica de boga, creo recordar por el Médano, el teniente Bel, que venía de Valencia, del mediterráneo, desde su atalaya sobre la Zódiac arengaba a los guerrilleros a contar tres y meter su balsa al océano. Este estaba bravo y, por ello, un intento tras otro no lo lograban, con revolcón tras revolcón sin éxito. Todo termino de inmediato cuando apareció por los aires un teniente vacilón con sus gafas de sol Ray-Ban, sus enlaces y la Zódiac a unos tres metros de altura que aterrizó en la playa de rocas.

En busca de depósitos del MPAIAC

En una orden recibida sobre la búsqueda de posibles depósitos o actividad de movimiento MPAIAC para la independencia de Canarias se reconoció toda la parte norte de Tenerife, con dedicación especial a las innumerables cuevas que existen por encima de San Andrés en dirección a Anaga. Fue una ardua tarea de barranco tras barranco y las fallas de roca repartidas por todas las laderas.

Rescate de un niño desaparecido

En una salida mensual en la zona de Vilaflor (uno de los pueblos más altos de España), un domingo por la noche nos informa el capitán que tenemos que rastrillar una amplia zona en dirección a Las Lajas, cerca de Boca de Tauces. El motivo la desaparición de un niño en una zona de acampada. La noche fue larga y la búsqueda minuciosa, solo se encontraron unas huellas en un camino de bajada y efectivamente el niño al parecer se despistó y tomo camino abajo hasta encontrarse con una casa.

El ancla del monolito

En una zona entre el Médano y Candelaria se rescató un ancla que estaba a quince metros de profundidad mediante globos de flotación a la superficie y tirando con cuerdas desde un reo. Esta ancla estuvo situada posteriormente junto al cuerpo de guardia, al pie de un monolito de piedra.

Recuerdos de la montaña de La Mina 

Después de 1978 he vuelto varias veces a Tenerife, también a dos encuentros de veteranos, uno de ellos el 50 aniversario (con mis nietos). Desgraciadamente vi un cuartel casi destrozado. Se hace difícil recordar aquellas noches con vientos alisios que agitaban los eucaliptos, impregnaban el aire con su olor y envolvían la cota con su niebla. Creaban un ambiente fantasmagórico y ponían a prueba el valor guerrillero del centinela de la cota y también de la sigilosa patrulla que se movía por cualquier parte del perímetro. Otros días en cambio era el viento Siroco el que dificultaba la normal respiración.

También recuerdo el paso de los aviones Jumbo que volando a baja altitud interrumpían con su estruendo las horas de teórica y actividad cuartelera.

La rápida lectura de este artículo deja en olvido muchos momentos de todos los colores y sí quiero que sirva como saludo a todas las personas con las que he coincidido, siempre creí que lo que hice era para cumplir mis obligaciones como mando “cuanto más duro es el entrenamiento, menos tendremos que lamentar después”.

Mi profesión puso excelentes personas, soldados, guerrilleros en mi vida y como tales así os sigo y seguiré recordando.

Un abrazo al que lo lea.

¡!Siempre COE¡¡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro canal de noticias y te informaremos de todas nuestras actividades. No utilizaremos tu correo para ninguna otra cosa. Bienvenido Guerrillero

Normas de envío de fotografías

*Antes de mandarnos tus fotos comprueba que no estén en tu reemplazo, subidas por un compañero.*

Renombra las fotos, a ser posible, de la siguiente manera: COE independiente: reemplazo y año, ejemplo COE 31, R-1970 (La COE 31 fue independiente hasta 1984 que se integró en el GOE III). Cuando se trate de una COE integrada en un  GOE/BOEL, se pondrá lo mismo, pero añadiendo el GOE del que se trate, ejemplo: GOE III, COE 31 R-1990.

Mándanos todas tus fotos a «fotos.fedevbv@gmail.com» y las publicaremos. Solo se admitirán formato JPG o PNG

(cualquier otro formato será desechado)

XLII ANIVERSARIO DE LA CREACIÓN DE LA COE DE LA EMMOE

PROGRAMA PREVISTO AGA, A COE-EMMOE y FEDA

Jaca en Aragón
Situación Jaca
Acceso Cuartel Jaca
Callejero Jaca

La organización, así como el Ministerio de Defensa quedan exentos de cualquier responsabilidad sobre la reserva del alojamiento. La empresa en cuestión es responsable directa del alojamiento en cuestión.